El vicepresidente y la ministra Montero llevan fatal el 'jarabe democrático'

Iglesias exige a Marlaska aún más vigilancia y mano dura contra los manifestantes en el casoplón de Galapagar

La victimización por un supuesto escrache sin pruebas en sus vacaciones en Asturias da alas a Iglesias para pedir un auténtico blindaje

Quién sabe si lo de venderse como acosados en Asturias y tener que finalizar abruptamente sus vacaciones, era una maniobra de Pablo Iglesias e Irene Montero para conseguir algo: más vigilancia y presión sobre el escrache que sí viven desde hace meses en su casa de Galapagar.

Recuerden que lo dijo, muy afligida la ministra Montero, que quien hablara de escrache blanqueaba el acoso -ya saben que los escraches les sientan muy mal si se los hacen a ellos-. Y recuerden también que la única prueba física de un supuesto hostigamiento en su lugar vacacional fue una pintada en una carretera comarcal a varios kilómetros de la casa (y ya se está borrando).

Por esos dos motivos parece más que evidente la estrategia del vicepresidente: solicitar a Marlaska con esas razones ‘de peso’ que incremente la vigilancia y el blindaje de su casa de Galapagar.

El Ministerio del Interior ya se ha puesto manos a la obra y se ha saltado incluso las recomendaciones de la Guardia Civil, que tiene la zona absolutamente controlada y no ha reportado necesidad de refuerzos. Pero Iglesias es así, prefiere llamar la atención por encima de todo. Dar la nota. Hacerse la víctima.

OkDiario publica este 23 de agosto de 2020 esa petición de Iglesias a Marlaska y la respuesta afirmativa del ministro de Interior, que ya estudia un blindaje superior a la casa de Galapagar: estará vigilado y cercado las 24 horas del día.

Marlaska toma la decisión de volver a blindar Galapagar sin contar con el criterio de la Guardia Civil. Desde la Comandancia de Madrid argumentaron  que el actual despliegue «ya es suficiente»: en él participan dos agentes estáticos en la garita que custodia la entrada del casoplón, así como una o dos patrullas eventuales -dependiendo del momento y las necesidades- que vigilan la zona de paisano.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído