En menos de un año el número de conflictos internos se han multiplicado

Sánchez e Iglesias transforman Moncloa en un ring de boxeo: las 10 peleas más salvajes entre el líder del PSOE y Podemos

El vicepresidente admitió haber tenido “una discusión fuerte” por quedar marginado en la salida del Rey Emérito de España, pero no es el único choque entre ambos

Sánchez e Iglesias transforman Moncloa en un ring de boxeo: las 10 peleas más salvajes entre el líder del PSOE y Podemos
Pedro Sánchez y Pablo Iglesias PD

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias transformaron a Moncloa en su ring de boxeo.

Las diferencias entre el líder del PSOE y de Podemos desencadenaron en grandes peleas que, incluso, llegaron con todo detalle a los medios de comunicación.

El propio vicepresidente segundo presumió en la Cadena SER, este 8 de septiembre de 2020, de haber tenido “una discusión fuerte por la salida del Rey Emérito y el Presidente se disculpó”.

Sin embargo, no se trata de un enfrentamiento casual. En el último año, las tensiones no han parado de crecer entre ambos y ya suman, al menos que se conozcan, 10 peleas en el ‘paraíso’ socialcomunista.

El éxito de Felipe VI

Una ‘jugada maestra’ de Felipe VI logró salvar a la Casa Real y ‘envenenar’ al Gobierno PSOE-Podemos simultáneamente.

El exilio de Juan Carlos I está resultado más peligroso y traumático los socios de Pedro Sánchez que para la Monarquía, así como reconoció el propio Pablo Iglesias ante Cadena SER.

A pesar de que el PSOE admitió el exilio de Juan Carlos I y mantener su respeto ante la Casa Real, desde Podemos se han saltado los lineamientos de Pedro Sánchez y mantienen una guerra abierta para intentar derrocar a la Monarquía.

Este 7 de septiembre de 2020, el líder de Podemos reconocía que el objetivo era lograr que la Princesa Leonor no asumiera el cargo de Reina, invitando a la población a atentar en contra del Rey. Un claro desacato y ‘pulso’ a su socio de Gobierno.

La fusión de Bankia y Caixabank

No es secreto para nadie que Pablo Iglesias explotó contra Pedro Sánchez por respaldar la histórica fusión entre Bankia y Caixabank.

El líder de Podemos intentó dinamitar el acuerdo bancario soltando a sus ‘bulldogs’ en las redes sociales, quienes intentaron poner piedras en el camino de la fusión. En concreto, se trató del ‘gurú’ del partido morado, Nacho Álvarez, y Juan Carlos Monedero.

Es importante recordar que el líder de Podemos aspiraba a meter sus manos en la entidad participada al 61,8% por el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) a través del BFA.

Una misión que inicialmente se vio truncada por Nadia Calviño, ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, y ahora con la posible fusión.

Los PGE

Los Presupuestos Generales del Estado (PGE) también dejan en evidencia la ruptura interna del PSOE y Podemos.

Un Pablo Iglesias volcado a las formaciones nacionalistas que facilitaron la investidura, y aceptando las condiciones de los independentistas, recibió como un jarrón de agua fría el cálido acercamiento entre Pedro Sánchez y Ciudadanos.

Con ERC presionando para lograr su ‘tajada’ o salir de la negociación, a Podemos solo le queda la carta de su ‘gurú’ Nacho Álvarez, quien presiona a María Jesús Montero para que el proyecto sea lo más a la medida de Podemos posible.

Reforma laboral

Podemos aprovechó el estado de alarma para acuchillar por la espalda al PSOE.

A pesar de que firmó con Pedro Sánchez la derogación de algunas partes de la legislación laboral impulsada por el PP, el 21 de mayo de 2020 se alió con EH Bildu (arrastrando consigo a los socialistas) y pactaron la derogación íntegra de la reforma laboral.

La tensión hizo parecer que el Gobierno estaba a punto de romper. Sin embargo, Calviño se vio forzada a intervenir para matizar el acuerdo y señalar que el compromiso de su Ministerio seguía siendo el adquirido con Podemos en el pacto de coalición.

Lluvia de impuestos

La subida de impuestos es otra de las materias que enfrentan cara a cara al PSOE y Podemos.

Pablo Iglesias y su equipo quiere disparar los impuestos sobre la población. Su ‘gurú’ esperaba rascar 40.000 millones de los bolsillos de los españoles. Sin embargo, la socialista María Jesús Montero pisó el freno para indicar que la subida de impuestos se tenga que «modular» en el proyecto de las cuentas.

COVID-19

Pedro Sánchez demostró que está interesado en marginar a Pablo Iglesias siempre que tenga la oportunidad. Así lo indicó al diseñar el Estado de Alarma.

Durante las primeras semanas del confinamiento, el presidente del Ejecutivo creó un pequeño comité de ministros solo con siglas socialistas y dejó a Podemos fuera de la toma de decisiones.

Una vez más, Iglesias tuvo que ‘montar un pollo’ para hacerse un hueco. Sin embargo, solo le dieron el área que resultaba más peligrosa para el Gobierno: las residencias de las personas mayores.

Inmigración

Fernando Grande-Marlaska ha protagonizado varios escándalos peligrosos para el Gobierno. Además del ‘Delcygate’, el ministro del Interior está constantemente en la mira de las quejas de la Policía Nacional y la Guardia Civil.

El socialista enfureció al partido de Iglesias cuando apostó por las llamadas «devoluciones en caliente». Inmediatamente, desde Podemos exigieron su rectificación alegando que «es lo contrario de lo que figura en el acuerdo de coalición».

Una tensión que pareció disminuir cuando Grande-Marlaska convirtió al lujoso chalet de Pablo Iglesias en uno de los lugares con más protección policial de España.

Independentismo

Pablo Iglesias está más cerca de ser un aliado de ERC que del PSOE en el conflicto por el independentismo catalán.
El líder de Podemos es pro-indultos a los líderes del procés y el presidente del Gobierno los ha descartado y prefiere hablar de revisar el delito de sedición en el Código Penal.

En general, al PSOE le incomoda el debate sobre los indultos (ha aprovechado la crisis para aparcarlo, de hecho), mientras que Iglesias no se corta y pide liberar a los presos.

Cruzada ‘feminista’

La ley de violencias sexuales promovida por la ministra de Igualdad, Irene Montero, fue otra batalla a ‘muerte’ entre el PSOE y Podemos.

La iniciativa finalmente fue aprobada, pero en medio de un combate entre Montero y Carmen Calvo, que cuestionó la calidad técnica de la norma.

Los morados le acusaron de utilizar al ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, para sabotear la ley de Montero. E Iglesias cargó contra Campo y Calvo, asegurando que «en las excusas técnicas hay mucho machismo frustrado».

La soledad del PSOE

Podemos dio la espalda al PSOE en el acuerdo del Gobierno con la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP).

Los de Iglesias votaron en contra de la medida que solo obtuvo los votos a favor del PSOE y el voto del presidente de la FEMP.

Ahora, Sánchez estará solo ante el Congreso tras haber transformado el decreto ley.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

José Antonio Puglisi

Periodista italovenezolano especializado en economía y periodismo de investigación.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído