El apocalíptico mensaje del 'desaparecido' ministro de Universidades: "Este mundo se acaba"

MANUEL CASTELLS, UN MIEMBRO DEL GABINETE SÁNCHEZ QUE SUPONE TODO UN CASO DIGNO DE ESTUDIO

El apocalíptico mensaje del ‘desaparecido’ ministro de Universidades: «Este mundo se acaba»

Se prodiga poco, pero cuando sale a la palestra no deja indiferente a nadie

Es un personaje peculiar.

Habrá quien lo considere bizarro, estrambótico, extravagante, pero seguro que hasta su intervención del 24 de septiembre de 2020 en comisión parlamentaria en el Congreso de los Diputados nadie hubiera osado a colgarle la etiqueta de apocalíptico.

El ministro de Universidades, Manuel Castells, conforma un caso curioso en el Gobierno de Pedro Sánchez. Este político, de cuota podemita, más bien se prodiga poco en sus apariciones públicas, especialmente cuando España estuvo confinada por mor del estado de alarma.

Ahora bien, cuando opta por salir a la escena pública, no deja a nadie indiferente, ya sea por su indumentaria o por las ocurrencias que previamente han estallado en su magín.

En un momento de su intervención ante los atónitos diputados del Congreso que preguntaban en la Comisión Ciencia, Innovación y Universidades, Castells no dudó en hacer el papel de Nostradamus y vaticinar que el mundo está próximo a su fin:

Yo creo que el mundo está en peligro, el mundo tal y como lo hemos conocido. Yo no digo que se acabe, pero este mundo sí. Este mundo se acaba. Este mundo que hemos vivido se acaba y habrá otro mundo que está gestándose y rehaciéndose.

UN REMEDO DE FERNANDO ARRABAL

Las palabras de Manuel Castells recordaron bastante a una descacharrante intervención de Fernando Arrabal a principio de la década de los 90 en TVE en un programa conducido por Fernando Sánchez Dragó, ‘Negro sobre blanco’.

En ese espacio, el escritor y cineasta, al igual que hizo el ministro de Universidades, se puso en modo apocalíptico asegurando a voz en cuello que el milenarismo iba a llegar.

Eso sí, en el vídeo se observa que el tertuliano no parecía encontrarse en las mejores condiciones porque no atendía a razones, se expresaba en algunos momentos con palabras gruesas y hasta hay un instante en el que está a punto de pegarse un talegazo.

UN MINISTRO DESAPARECIDO

Más alla del cachondeo desatado con los vaticinios del ministro de Universidades, lo cierto es que Castells es un político que tiene más bien a ser como el Guadiana.

Sus intervenciones son más bien contadas con los dedos de una mano y durante el confinamiento y, especialmente, durante la desescalada, se le echó en cara que dejase solo a los rectores de las universidades en lo que iba a ser la organización de la vuelta a las aulas.

A Castells se le criticó duramente que hiciese dejación de funciones mientras sus ocho asesores se están embolsando una morterada anual, unos 500.000 euros. Estas eran las quejas unánimes de los responsables de las diferentes universidades españolas:

Castells nos está dejando solos en la vuelta a clase. Nos sentimos desamparados. Tenemos miedo. No ha habido muchas líneas generales. Si por cualquier motivo las cosas no salen bien, siempre se puede decir que hay un protocolo, un apoyo… Y la guía de junio no tiene nada que ver con como están las cosas ahora. El ministerio no nos está apoyando. Falta liderazgo político y, además, no hay recursos.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Los vídeos más vistos

Lo más leído