Recomiendan a la ministra socialista “no mirar con los ojos de Pablo Iglesias a los militares”

El teniente general, que alertó a Felipe VI del peligro democrático del PSOE-Podemos, le planta cara a Robles

El militar retirado Emilio Pérez Alamán respondió con contundencia y en público al discurso de la ministra de Defensa en la Pascua Militar

El teniente general, que alertó a Felipe VI del peligro democrático del PSOE-Podemos, le planta cara a Robles
Margarita Robles y el teniente general Emilio Pérez Alamán PD

El descontento en las Fuerzas Armadas contra el Gobierno del PSOE-Podemos crece cada día más.

El teniente general Emilio Pérez Alamán fue quien lideró la carta para el Rey Felipe VI, en la que 750 militares retirados le advertían del “grave riesgo para la unidad de España y el orden constitucional” que suponer el Gobierno PSOE-Podemos.

Un escrito que enviaron al ver el rumbo poco democrático de las decisiones tomadas, así como de los pactos con proetarras e independentistas y el ataque al Poder Judicial y, por ende, a la separación de poderes.

Es importante recordar que dicha carta generó un gran nerviosismo en la izquierda radical, que comenzó a exigir a la ministra de Defensa, Margarita Robles, más controles dentro de las Fuerzas Armadas.

Irónicamente, es a la propia Robles a quien va dirigida la nueva carta del teniente general Emilio Pérez Alamán, quien consideró fundamental precisar algunos puntos del discurso de la ministra socialista durante la Pascua Militar del 6 de enero.

Contrario a la censura que busca imponer el Gobierno de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, Pérez Alamán exige en su carta abierta a Robles que se respete la libertad de expresión de los militares retirados.

Además, desmonta el ‘bulo’ progre de que las opiniones expresadas en la carta al monarca solo representen a una minoría y advierte que “no hallará nada inconstitucional” en sus palabras. Por eso pide a la ministra que reconsidere su opinión y deje de arremeter contra los firmantes: “sería mejor dar un buen giro al timón y cambiar de rumbo”.

Las duras palabras contra Robles llegan después de que la ministra de Sánchez tildase a los firmantes de la carta al Rey Felipe VI de ser una “insignificante minoría que sólo se representa a sí misma, que busca una publicidad y un protagonismo que ni merece ni tiene, y que cuestiona irresponsablemente las bases de la convivencia en España”.

“Nadie tiene derecho, y menos quienes en su día vistieron el uniforme de las Fuerzas Armadas, a perjudicar el inmenso prestigio que tienen nuestros ejércitos, con la plena conciencia y agradecimiento de la sociedad española”, agregó la socialista.

Sin embargo, Pérez Alamán aprovechó las palabras que el 6 de enero dijo el Rey para darle un ‘zasca’ no solo a Robles, sino a todo el Gobierno PSOE-Podemos.

Es importante recordar que el monarca recordó los deberes impone la Constitución a todos, algo que el teniente general recomendó escuchar a los socialistas y comunistas.

“Es mi impresión que esas posturas las oirá VE con frecuencia a compañeros de mesa en el Consejo de Ministros, órgano que si no me equivoco es colegiado. Creo sinceramente que en esa mesa pocos pueden salvar los muebles y entre esos pocos la considero a VE. No mire con los ojos de su Vicepresidente segundo [Pablo Iglesias] a los militares, ni en activo ni retirados”.

El rechazo militar al Gobierno

El PSOE-Podemos, que no ha tenido miramientos al pactar con Bildu e independentistas o al atacar a la Monarquía, ahora percibe un creciente malestar en el Ejército.

El monarca recibió, a mediados de noviembre, una carta de 39 mandos de la reserva del Ejército del Aire que afirmaban estar dispuestos a ‘combatir’ a quienes atacan a la Monarquía, al Poder Judicial, a la lengua castellana y la independencia de la Fiscalía General del Estado (justamente en manos de la exministra de Justicia de Pedro Sánchez, Dolores Delgado).

Solo unos días después, el Rey Felipe VI recibió una nueva carta de 72 militares retirados del Ejército de Tierra, donde también se muestra la preocupación y el descontento hacia el rumbo del Gobierno de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias.

La preocupación de los socialistas y comunistas queda de manifiesto en las palabras de la ministra de Defensa, Margarita Robles, quien viene intentando ‘apagar el incendio’ desde inicios de diciembre.

No en vano, la ministra de Sánchez ya arremetió el pasado 1 de diciembre contra quienes intentan «implicar» al Rey en polémicas partidistas y, en concreto, criticó la carta que más de 70 militares retirados enviaron al jefe del Estado contra el Gobierno y alertando de los peligros que a su juicio corre España.

«La monarquía es patrimonio de todos los ciudadanos españoles», afirmó en diciembre, pese a que desde su gobierno se esté intentando dinamitar a Casa Real.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

José Antonio Puglisi

Periodista italovenezolano especializado en economía y periodismo de investigación.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído