ALERGIA DEL VICEPRESIDENTE A LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN QUE SACAN LOS TRAPOS SUCIOS DE LOS PODEMITAS

Iglesias amenaza desde el Congreso la libertad de expresión de Vallés, Herrera y Quintana

"Una de las causas principales del auge de la extrema derecha no es lo que han hecho los partidos políticos, es la normalización de las agendas de la extrema derecha en los poderes mediáticos"

Pablo Iglesias vuelve a amenazar a los medios de comunicación exigiendo que se controlen sus contenidos

Ya lo hizo en julio de 2020 desde la sala de prensa de La Moncloa.

Y ahora, un 17 de febrero de 2021, ha vuelto a dejar claras sus intenciones. Esta vez desde la tribuna del Congreso de los Diputados.

Pablo Manuel Iglesias Turrión, vicepresidente segundo del Gobierno socialcomunista, pretende ejercer el mayor control posible sobre los medios de comunicación.

Al líder de de Unidas Podemos no le gusta lo que diariamente dicen Ana Rosa Quintana, Carlos Herrera, Vicente Vallés o Carlos Alsina y el objetivo es poder amordazar a esas voces críticas que sacan a la luz los trapos sucios del Ejecutivo y más en concreto los que afectan a la facción morada que habita en La Moncloa.

Iglesias, en respuesta a una interpelación de Ciudadanos en la que se criticaba el señalamiento de medios y profesionales del ámbito de la comunicación cuando estos ponían en solfa a los líderes de Unidas Podemos, no se tapó un ápice y exigió que se creasen mecanismos para poder tener controlados a radios, televisiones y periódicos, ya fuera en papel o digital:

En España no existe ningún tipo de elemento de control democrático sobre los medios de comunicación como los hay con el poder ejecutivo, legislativo o judicial a pesar de que éstos tienen una gran influencia en la formación de la opinión pública. ¿Cuáles son los dispositivos de control de un poder tan inmenso?

Añadía el vicepresidente segundo de Pedro Sánchez que:

Los medios de comunicación son un poder empresarial concentrado en pocas manos, fundamentalmente bancos, grandes empresas y fondos buitre. Ustedes dirán que es plena normalidad democrática pero que los poderes mediáticos no puedan ser contrapoderes sino más bien brazos mediáticos de poderes económicos, yo creo que merece una cierta reflexión.

El líder podemita, escocido por los resultados obtenidos por su formación en las pasadas elecciones catalanas y el meneo que le ha metido VOX en las mismas, acusaba a determinados medios de haber sido los que han abonado el terreno para que el partido de Santiago Abascal siga creciendo en España:

Una de las causas principales del auge de la extrema derecha no es lo que han hecho los partidos políticos, es la normalización de las agendas de la extrema derecha en los poderes mediáticos. Si se habla de determinados temas, claro que se pone la pista de aterrizaje para que determinadas fuerzas políticas tengan éxito.

E insistía en que los medios de comunicación debían someterse a una suerte de control igual que pasaba con los poderes legislativo, ejecutivo y judicial:

Al fin y al cabo, usted y yo nos sentamos aquí porque nos han votado millones de ciudadanos. Al fin y al cabo la manera en la que se elige un gobierno o como desde la soberanía popular con mecanismos llenos de defectos y llenos de problemas se condicionan los órganos de gobierno del Poder Judicial, al menos hay una suerte de fundamento democrático. ¿Cuáles son los dispositivos de control de la ciudadanía sobre un poder tan inmenso como el que tienen los medios de comunicación?

 

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído