La podemita adquirió un lujoso chalet de 166 metros cuadrados, dentro de una parcela de cerca de 3.000 metros cuadrados con una piscina imponente y pista de tenis

Noelia Vera, tras quintuplicar su patrimonio en Podemos, azotada por sus propias palabras: «No es una crisis, es una estafa»

La ‘número dos’ de Irene Montero criticó que crecía el número de ricos en España a pesar de la crisis económica, mientras detrás de las cámaras se iba transformando en “casta”

Noelia Vera, tras quintuplicar su patrimonio en Podemos, azotada por sus propias palabras: "No es una crisis, es una estafa"
Noelia Vera y Pablo Echenique PD

Noelia Vera está siguiendo muy de cerca el ‘manual de estilo’ de Pablo Iglesias e Irene Montero.

La ‘número dos’ de Irene Montero no solo se ha sumado a la moda de vivir en un chaletazo de 166 metros cuadrados, dentro de una parcela de cerca de 3.000 metros cuadrados y una piscina imponente. La podemita, además, comienza a ser víctima de sus propias palabras y declaraciones sobre la “casta” a la que ahora pertenece.

Tras un Consejo de Coordinación en 2018, Noelia Vera hablaba de la diferencia entre los grandes sueldos de los jefes y de los empleados, así sobre cómo algunos se enriquecen al mismo tiempo que aumentaba el número de ciudadanos en situación de precariedad.

“No es una crisis, es una estafa”, afirmó en presencia de Pablo Echenique.

A lo que agregó: “Se está desmantelando sistemáticamente los derechos sociales y los derechos laborales de la gente de nuestro país. Lleva arrastrándose durante mucho tiempo y, efectivamente, no hay recuperación económica para todos y para todas. Hay recuperación económica para unos pocos privilegiados (…) y con un aumento de ricos, aumentando a la vez el número de pobres y gente en riesgo de pobreza en este país”.

Y finalmente sentenció que “por lo tanto, eso no es una crisis, esto es una estafa”.

Unas palabras que ahora, en plena crisis económica por el COVID y la pésima gestión del Gobierno PSOE-Podemos, se le atragantan tras conocer que su patrimonio se multiplicó por cinco en los últimos años.

La “privilegiada” de Podemos

La secretaria de Estado de Igualdad y contra la Violencia de Género, reciente propietaria al 50% de un chalet con piscina y parcela de 2.759 metros cuadrados en Fresnedillas de la Oliva (Madrid), quintuplicó su sueldo y su patrimonio en apenas cinco años.

Según consta en su primera declaración de bienes y rentas en el Congreso, fechada en 2016 y relativa al ejercicio anterior, Vera entró en política aquel 2015 con unas retribuciones dinerarias de 19.462,82 euros y depósitos de 4.759,54 en el banco, esto es, 3.500 en una cuenta corriente en Evo y 1.259,54 de una herencia en otras dos entidades.

Ahora la ‘número tres’ de la candidatura oficialista de Ione Belarra para las primarias de Podemos, tiene alrededor de 250.000 euros de patrimonio bruto (sin restar el pasivo), cinco veces más que el que poseía en 2015.

Se incluye aquí la mitad de la tasación de 2005 que consta en el Registro de la Propiedad (a falta del valor catastral, una cifra de acceso restringido por protección de datos), 21.400 euros en dos cuentas bancarias y los casi 49.000 antes citados de sus propiedades en herencia (sexta parte indivisa).

Monedero, a favor del cinismo de los chalets

Juan Carlos Monedero retomó el insulto para atacar a quienes denuncian el cinismo interno en Podemos, quienes pasaron de acusar de “casta” a quienes vivían en chalets (siguiendo el discurso del ‘macho alfa’ Pablo Iglesias), a convertirse en uno de sus compradores más comunes.

El enfado del exasesor del régimen chavista llega la lluvia de críticas que se registraron en las redes sociales contra Noelia Vera. Para defenderla, optó por salir a insultar a todos los españoles que consideran cínica la diferencia entre el discurso que promueven para ganar votos y el estilo de vida que después disfrutan (tan lejano al “pueblo” y “clase obrera” que dicen representar).

“El porcentaje de gilipollas que no entiende que la gente de Podemos se hipoteca para comprarse una casa es directamente proporcional a la gentuza que tolera ilegalidades a VOX, Gürtel y Kitchen al PP, apartamento a Isabel Díaz Ayuso, máster a Casado y al Emérito y Villarejo, todo”, publicó dolido Monedero en las redes sociales.

Sin embargo, entre los “gilipollas” que enfadan al cofundador de Podemos, también está laSexta y Ana Pastor, que ya desde 2018 ponían sobre la mesa las incongruencias entre los discursos de Pablo Iglesias y su ostentosa vivienda en Galapagar.

En ‘Maldita Hemeroteca’ de ‘El Objetivo’, Clara Jiménez hizo un resumen de todas las veces que el exlíder de Podemos criticó a los políticos que vivían en chalets por “aislarse” de la realidad de los ciudadanos. Sin olvidar sus falsas promesas de que siempre viviría en Vallecas, incluso si alguna vez le tocaba estar en Moncloa.

Aunque para Monedero todos los que piensen distinto a él y su partido sean “gilipollas”, habría que preguntarle cómo llama a quienes prometen mantenerse en sus barrios obreros para ganar votos y después terminan con lujosas viviendas.

Por eso, Toni Cantó deja claro en sus redes sociales que: “No se critica que Pablo Iglesias, Noelia Vera o cualquier otro de Podemos puedan comprarse con su dinero la casa que quieran. Se les crítica por lo que decían antes de los políticos que vivían en chalets. Ahora que gobiernan hacen todo lo contrario. Cinismo VS Orgullo de barrio”

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

José Antonio Puglisi

Periodista italovenezolano especializado en economía y periodismo de investigación.

Lo más leído