TERESA RIBERA: "El Covid 19 supone una grave amenaza para los grandes simios"

¿Cuál ha sido el ministro de Sánchez que ha soltado por su boca la mayor chorrada?

"¿Qué significa libertad? Que una pareja si lo desea pueda llevar a su hijo, a su hija o a su hije a una terapia de conversión"

¿Cuál ha sido el ministro de Sánchez que ha soltado por su boca la mayor chorrada?
Carmen Calvo, Irene Montero, Alberto Garzón y Manuel Castells.

Desgraciadamente, no tenemos la respuesta a tamaña pregunta.

Y no precisamente por falta de material, sino justamente por lo contrario.

Desde Periodista Digital les proponemos que sean ustedes quienes juzguen las ocurrencias que han tenido algunos de los ministros del gabinete de Pedro Sánchez y decidan quién se lleva el ‘premio’.

Ahora, fácil no va a estar la cuestión.

Una de las candidatas a llevarse el galardón a bobada supina de la legislatura es la ministra de Igualdad.

Irene Montero, en su defensa del lenguaje inclusivo, soltó esta ‘perla cultivada’:

¿Qué significa libertad? Que una pareja si lo desea pueda llevar a su hijo, a su hija o a su hije a una terapia de conversión. Es muy importante que habléis, que nos ha costado tanto ser escuchados, escuchadas o escuchades y que garanticen que una, uno o une pueda ser quién es. No están proponiendo libertad para todos, todas o todes.

Teresa Ribera, ministra de Transición Ecológica y vicepresidenta cuarta del Gobierno, también se lució de lo lindo en marzo de 2020, cuando el coronavirus se había llevado por delante en cuestión de días a más de 3.500 personas en España.

Para la socialista, la prioridad era salvaguardar la vida de los primates. De coña:

El Covid 19 supone una grave amenaza para los grandes simios. El virus podría acabar con poblaciones de gorilas, chimpancés y orangutanes. Los primates, nuestros parientes más cercanos, son susceptibles de contagiarse con enfermedades humanas.

El ministro de Consumo, Alberto Garzón, demuestra ser otro ‘lumbreras’ en cuanto saca a paseo la ‘sin hueso’.

En abril de 2020, con todas las competiciones deportivas suspendidas por mor del Covid-19, dijo esta absurda obviedad en relación a las apuestas deportivas:

Hemos comprobado que, ahora que no hay eventos deportivos, han bajado las estadísticas de apuestas deportivas.

Tampoco sale librado el titular de Universidades, Manuel Castells.

Es más, lo de este hombre tiene su mérito porque está más tiempo desaparecido que en primera plana, pero cuando tiene que intervenir, se ‘corona’.

En pleno primer estado de alarma, con muchos estudiantes que habían tenido que regresar precipitadamente a sus lugares de residencia al no tener clases, a Castells no se le ocurrió otra cosa que soltar esto:

Cuando empezó el estado de alarma se fueron alegremente a lugares más divertidos y dejaron abandonados en sus residencias y pisos de alquiler los pórtatiles, apuntes, libros…

Pero no es la única de Castells, que vino a defender la enseñanza presencial y no, precisamente, por lo que ustedes puedan imaginarse:

La enseñanza presencial tiene un ancho de banda mayor que online. Así de claro. La comunicación es más rica, más fácil, más articulada. Además, lo de tocarse sobre todo a los estudiantes les va muy bien. Hay que tener en cuenta el aspecto social de lo que es un campus y de vivir cuando se es joven.

Y quién no recuerda al ministro de Universidades haciendo el canelo en una comisión parlamentaria al aseverar que el mundo se acababa:

Yo creo que el mundo está en peligro, el mundo tal y como lo hemos conocido. Yo no digo que se acabe, pero este mundo sí. Este mundo se acaba. Este mundo que hemos vivido se acaba y habrá otro mundo que está gestándose y rehaciéndose.

Otro aspirante a ‘boquita de piñón’ es el ministro de Transportes, ese que tiene como segundo apellido un conocido penal madrileño.

José Luis Ábalos Meco, en la campaña electoral en Madrid del 4 de mayo de 2021, se quejaba de por qué a la candidata del PP había que llamarla por los dos apellidos. De traca:

No sé por qué hay que decir los dos apellidos. Es Díaz, ¿no? ¿Cuál es el problema? Yo soy Ábalos. Yo no voy diciendo por ahí que soy Ábalos Meco.

Finalmente, Carmen Calvo, la misma que en tiempos de Zapatero soltó aquello de que el «dinero público no es de nadie» o confundir el término latino ‘dixit’ con el ratón Dixie, es de las que tiene que tener un puesto de honor en esta ‘prestigiosa’ relación.

Atentos a cómo justificó que determinadas ciudades tuvieran mayor mortandad y contagios durante el Covid-19:

Los mapas los tiene uno en la cabeza y los tiene mal. Nunca me he dado cuenta de que Nueva York, Madrid, Teherán y Pekín están en línea recta. No exactamente en línea recta, pero en horizontal. Son tres de las grandes ciudades en los que se ha dado el problemón del demonio.

Pero aún más desopilante ha sido su explicación sobre el tarifazo eléctrico y cómo intentó llevar la cuestión a un tema de género y no tanto de boquete económico a las economías familiares:

Ahora no existe prácticamente toque de queda, pero hay que estar a las doce en casa para poner la lavadora. Algunas mujeres no piensan a qué hora poner la lavadora, sino quién plancha y quién pone la lavadora. Ese es el temazo.

 

 

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Lo más leído