EL MINISTRO DE UNIVERSIDADES ABRAZA LA 'LEY CELAÁ' QUE PERMITE PASAR DE CURSO CON ASIGNATURAS PENDIENTES

El podemita Castells desprecia el esfuerzo estudiantil: «Condenar al alumno por un suspenso es elitista»

El podemita Castells desprecia el esfuerzo estudiantil: "Condenar al alumno por un suspenso es elitista"
Manuel Castells, titular de Universidades.

«Siempre habrá tiempo para bajar el listón, pero no para subirlo».

Esa máxima la sostenía Olga Ávarez de Armas, una catedrática de la facultad de Ciencias de la Información de la Universidad de La Laguna inflexible en lo tocante a facilitar el aprobado a sus alumnos.

O estos iban perfectamente preparados a sus exámenes o el suspenso era más grande que el coso taurino de Las Ventas.

Esta docente, pese a ser más roja que las amapolas, a buen seguro que está sintiendo más que una punzada en su interior cuando ve como los suyos, los de este Gobierno socialcomunista, están destrozando la cultura del esfuerzo.

Desde luego, quien este 26 de junio de 2021 tenga tiempo para asomarse a las páginas del diario ABC y lea la entrevista que le hacen al podemita ministro de Universidades, Manuel Castells, huirá despavorido, sobre todo si tiene en casa a chavales en edad universitaria.

Porque, qué duda cabe, quién hoy abraza la Ley Celaá, la de pasar de curso en la ESO y hasta en el Bachillerato con asignaturas suspensas, mañana, tal vez, pretenda aplicar lo mismo en las facultades españolas.

Atentos a lo que el titular de Universidades afirma cuando le preguntan sobre el decreto que permite que a un estudiante le den el título de ESO sin límite de suspensos y el de Bachillerato con uno, amén de permitir pasar de niveles en ambos grados con materias suspensas:

Las leyes y decretos que aprueba la ministra Celaá no son solo suyos, son del Gobierno. Lo que se ha aprobado es lo que el conjunto del Gobierno, y desde luego yo, pensamos.

Esgrime que esto no es un desdén a quienes se tiran todo el año hincando los codos:

A veces no depende del esfuerzo, sino de las condiciones de las personas, de lo que les está pasando, y condenar a la gente a perder años de vida en un momento clave simplemente porque ha habido en algún momento un suspenso me parece totalmente injusto, elitista y es así como se va machacando a los de abajo y favoreciendo a los de arriba.

Y añade el responsable gubernamental de Universidades que:

Hay condiciones distintas dependiendo de la familia. La Sociología de la Educación lo ha determinado mil veces en todos los estudios y países: las condiciones para progresar de hijos e hijas de familias humildes son mucho má difíciles que para las familias de clase media: desde el lugar para trabajar en la casa, pasando por la posibilidad de que unos padres más educados los apoyen, hasta la tranquilidad de que si no te va bien en la vida está tu familia para protegerte.

«NO HAY DISCRIMINACIÓN DE LOS CASTELLANOHABLANTES EN CATALUÑA»

Castells, pese a ser manchego de pura cepa, nacido en Hellín, en la provincia de Albacete, se arroga la condición de catalán pata negra.

No duda en sumarse a la tesis de supuestas afrentas históricas contra Cataluña:

Me considero catalán que defiende la autonomía máxima de Cataluña, como los andaluces defienden la de Andalucía; y creo que no se puede demonizar ni minimizar lo que representa en Cataluña el sentimiento de agravio con respecto a las políticas autoritarias tradicionales.

Dice, para justificar a aquellos que hacen una cuestión de honor del catalán, que él, como el resto de la sociedad catalana, se vio reprimido por el simple hecho de utilizar esa lengua:

Yo crecí en una Cataluña en la que no se podía hablar en catalán, podías ir a la cárcel, que te dieran una paliza como universitario si hablabas en catalán en clase o si escribías un artículo en catalán, que no podías tampoco porque no se enseñaba catalán. Yo he vivido la represión cultural y sistemática de cualquier cosa que fuera identidad catalana.

Y niega la mayor, en cambio, sobre el acoso al que son sometidos los castellanohablantes:

Los que denuncian esa discriminación en los colegios y en los campus lo hacen en falso. No hay ninguna prueba. Se ha debatido mucho en Cataluña, eso es directamente una falsedad. Ni en los colegios ni en las universidades se persigue a los que hablan castellano.

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Lo más leído