EN SEPTIEMBRE DE 2021 EL DIRIGENTE ANDINO TIENE CITA EN LA CASA BLANCA

Joe Biden reafirma su desprecio hacia Pedro Sánchez recibiendo antes al comunista peruano Pedro Castillo

Los 29 segundos por los pasillos de la OTAN son la única 'toma de contacto' del más alto nivel entre las administraciones de España y Estados Unidos

Joe Biden reafirma su desprecio hacia Pedro Sánchez recibiendo antes al comunista peruano Pedro Castillo

Pedro Sánchez va camino de superar a José Luis Rodríguez Zapatero.

Si el que fuera presidente del Gobierno de España entre 2004 y 2011 se las vio y se las deseó para que le hicieran un mínimo de caso en la Casa Blanca y encima como pago se presenta con las hijas góticas en la residencial presidencial de los Obama, al actual mandatario socialcomunista la empresa se le está poniendo color hormiga.

Ya se veía que la relación entre el actual jefe del Ejecutivo estadounidense, Joe Biden, con el inquilino de La Moncloa no era la más cordial.

Aún permanece en la retina de millones de españoles como el14 de junio de 2021 un Pedro Sánchez atolondrado corría tras su homólogo norteamericano por los pasillos de la OTAN mendigándole un poco de atención.

29 segundos, ni medio minuto siquiera, fue el tiempo que Biden, mientras se dirigía a una reunión, le dedicó al líder socialista.

Es más, en el reciente viaje que Pedro Sánchez se regaló para su mayor gloria fotográfica a los Estados Unidos, en julio de 2021, nadie en la Casa Blanca tuvo el menor interés en concertar siquiera un encuentro informal.

Y no es precisamente porque la agenda del presidente estadounidense esté al completo.

En absoluto.

Lo demuestra el hecho de que el recién proclamado nuevo presidente de Perú, el comunista Pedro Castillo, ya tiene cita para mantener un encuentro bilateral en los Estados Unidos con Biden.

EL PRESIDENTE NORTEAMERICANO NINGUNEÓ TELEFÓNICAMENTE AL ESPAÑOL

El problema viene además de lejos porque el inquilino de la Casa Blanca, al poco de tomar posesión del Despacho Oval, descolgó su teléfono y empezó a hablar con todos los principales dirigentes del Mundo.

¿Adivinan que jefe del Ejecutivo se quedó aguardando la llamada? Exactamente, Pedro Sánchez.

El 20 de enero de 2021 Joe Biden se convertía oficialmente en el 46 presidente de Estados Unidos y en buena parte del mundo, sobre todo en Europa, todos los progres aplaudieron, aliviados tras cuatro años de mandato de Trump y convencidos de que se iniciaba una era gloriosa. Nada se ha concretado, ni siquiera para los atribulados inmigrantes que se agolpan ante el Muro con México.

El Gobierno PSOE-Podemos, a la cabeza de la ‘manifestación’, aseguro ufano que se se abría una ‘nueva era’ en las relaciones con el gigante americano.

Sin embargo, la protocolaria llamada telefónica entre el nuevo presidente estadounidense y el jefe de Gobierno español sigue sin haberse producido.

SILENCIO TOTAL DESDE EL TRIUNFO DEL CANDIDATO DEMÓCRATA

Biden ni siquiera se digno a llamar a Sánchez o levantarle el teléfono, en las semanas que siguieron a su victoria en las elecciones del 3 de noviembre de 2020 como sí hicieron otros líderes mundiales.

Biden inició su ronda de llamadas con líderes internacionales como marca la tradición hablando con el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, el 22 de enero de 2021, mientras que con el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, conversó el día 23 de enero de 2021.

El primer contacto fuera del continente americano se produjo ese mismo día, siendo el receptor de la llamada el primer ministro británico, Boris Johnson, cuyo país es uno de los principales aliados de Estados Unidos.

El turno para el primer líder dentro de la UE fue para el presidente francés, Emmanuel Macron, ya el 24 de enero de 2021, mientras que al día siguiente Biden habló con la canciller alemana, Angela Merkel. Tras ellos llegaron el presidente ruso, Vladimir Putin, el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, y el primer ministro de Japón, Yoshihide Suga.

Después de unos días sin nuevos contactos, el 3 de febrero de 2021 el nuevo presidente conversó con el presidente de Corea del Sur, Moon Jae In, y con el primer ministro australiano, Scott Morrison.

La siguiente llamada fue al primer ministro indio, Narendra Modi, el 8 de febrero de 2021, mientras que el día 10 de febrero de 2021 se produjo el primer contacto con el presidente chino, Xi Jinping, muy esperado teniendo en cuenta la tensa relación mantenida por su predecesor con Pekín.

La primera llamada al entonces primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, con quien Trump mantuvo una relación muy estrecha y que fue el artífice de los acuerdos de paz con varios países árabes, no llegó hasta el 17 de febrero de 2021.

El goteo de llamadas continuó el 23 de febrero de 2021, con el primer ministro de Irak, Mustafá al Kadhimi, y ese mismo día Biden mantuvo también una cumbre bilateral telemática con su homólogo de Canadá.

El 25 de febrero de 2021 tuvo ocasión de hablar con el rey de Arabia Saudí, un importante aliado en el Golfo y con el que Trump mantuvo una estrecha relación, así como con el presidente de Kenia, Uhuru Kenyatta, el primer mandatario africano.

MÁS RELEVANCIA PARA BIDEN TIENEN LOS PRESIDENTES DE IRLANDA Y DE GUATEMALA

El mes de marzo arrancó con una cumbre con México, aunque por vía telemática, y el día 4 de marzo de 2021 Biden habló con el presidente de Guatemala, Alejandro Giammattei, primer mandatario iberoamericano con el que contactó al margen del presidente mexicano, si bien al presidente de Colombia, Iván Duque, le envió una misiva a finales de febrero de 2021.

El turno de la presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, no llegó hasta el 5 de marzo de 2021 a pesar de que desde Bruselas se había venido expresando de forma reiterada el deseo de relanzar la relación trastlántica tras el distanciamiento registrado bajo el mandato de Donald Trump.

Tras una cumbre virtual a cuatro con los mandatarios de Japón, India y Australia el 12 de marzo de 2021, su último contacto ha sido con el primer ministro irlandés, Micheal Martin, con quien mantuvo un encuentro telemático el 17 de marzo de 2021, coincidiendo con San Patricio, el patrón de Irlanda.

Biden ya había hablado con varios líderes internacionales, aunque no con Sánchez, tras conocerse su victoria en las elecciones del 3 de noviembre de 2020. Así, el 10 de noviembre de 2020 conversó con Merkel, Macron y Johnson, a quienes siguieron en días sucesivos el primer ministro de Australia, el japonés y el presidente surcoreano.

Después le tocó el turno al Papa Francisco y posteriormente al entonces primer ministro italiano, Giuseppe Conte, el día 13 de noviembre de 2020. El antiguo vicepresidente tuvo también ocasión de hablar con la presidenta de la Comisión Europea y el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, el 23 de noviembre de 2020.

 

Te puede interesar

SUPERCHOLLOS

¡¡¡ DESCUENTOS SUPERIORES AL 50% !!!

Las mejores descuentos de tiendas online, actualizados diariamente para tí

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Lo más leído