La acusación-confesión de la vicepresidenta segunda es más que suficiente para abrir una comisión de investigación en el Parlamento

Lo sabían y mintieron: Yolanda Díaz agita el Covid para ganar espacio a Pedro Sánchez

José Luis Martínez-Almeida: "El Gobierno Sánchez nos mintió a todos los españoles, tiene que dimitir en bloque"

Lo sabían y mintieron: Yolanda Díaz agita el Covid para ganar espacio a Pedro Sánchez
Pedro Sánchez y Yolanda Díaz.

Nadie debe llevarse a engaño.

La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Trabajo, la podemita Yolanda Díaz, no está para nada arrepentida de haber silenciado y mentido sobre la pandemia para que pudiera celebrarse aquel mortal 8-M de 2020.

La política gallega, oportunista como ella sola, se quiere desmarcar ahora del Ejecutivo del que forma parte con un único propósito en mente.

Y ese no es otro que el de hacer ya campaña electoral en diciembre de 2021, a dos años vista de la fecha prevista para acudir a las urnas, y socavar el terreno a Pedro Sánchez.

Como bien reza este 3 de diciembre de 2021 el editorial del diario ABC, las declaraciones de Díaz sobre el coronavirus:

Deberían provocar la dimisión en bloque del equipo de Pedro Sánchez, con el presidente a la cabeza de los dimisionarios. Básicamente, por haber mentido a conciencia a los españoles, desde el primer día al último, sobre lo que realmente sabían acerca de la pandemia del Covid-19.

No cabe la menor duda de que la confesión de la vicepresidenta segunda tiene una eminente lectura política y esa no es otra que la de horadar el piso electoral del inquilino de La Moncloa:

Díaz ha demostrado una enorme determinación en sacar adelante su liderazgo en la izquierda del PSOE, y no dudó ayer en endosar a Pedro Sánchez una acusación suficiente para justificar la intervención de una comisión parlamentaria y de un tribunal de justicia. Comparados con Yolanda Díaz y Pedro Sánchez, la relación entre Pablo Casado e Isabel Díaz Ayuso roza lo fraternal.

Yolanda Díaz quiso dar la imagen de que ella había advertido a Moncloa de la que se le avecinaba a España, pero también buscó el efectismo de poner sobre la espalda de la cuota del PSOE en el Gobierno la irresponsabilidad de su dejadez:

Su intención era no solo alzarse como una avanzada en la lucha contra el virus, sino también la de cargar sobre la mayoría socialista del Gobierno una dolosa indiferencia hacia la tragedia que se avecinaba. En efecto, Pedro Sánchez y sus ministros sabían que había una pandemia en marcha, pero callaron para que el movimiento feminista tomara las calles el 8-M.

Lo único claro a día de hoy, después de toda la palabrería y excusas baratas del gabinete sanchista es que más de cien mil muertos desmienten a Fernando Simón, a Pedro Sánchez y a todo su Ejecutivo.

Sigue el editorial del diario de Vocento asegurando que Díaz larga ahora lo que tuvo que haber hecho en febrero de 2020. Tacha su postura de «oportunismo desleal»

Díaz se presenta ahora con un oportunismo desleal hacia el Gobierno que vicepreside, porque este rapto de sinceridad debió tenerlo en febrero de 2020, cuando sus compañeros del Consejo de Ministros no le hicieron caso, incluso despreciaron su presunta diligencia previsora. Salir ahora a marcar terreno propio, después de haber sido voz del coro oficial contra la oposición, los medios y la opinión pública crítica con la gestión de Sánchez no la redime de su responsabilidad, sino que la ratifica.

Queda bien claro, después de la confesión de la titular de Trabajo que Pedro Sánchez mintió sobre los verdaderos efectos de la pandemia, lo que condicionó también la estrategia sanitaria para combatir la misma.

Finaliza el editorial aseverando que urge una comisión de investigación en el Congreso de los Diputados, si bien tampoco hay muchas esperanzas de que la misma llegue a constituirse:

Es necesaria una comisión de investigación en el Parlamento, aunque la mayoría gubernamental la frustre de antemano. Y si hubiera una Fiscalía a la altura de su misión constitucional, ya habría incoado diligencias para investigar la delación de Yolanda Díaz, la primera arrepentida en activo en un Gobierno español.

DIMISIÓN EN BLOQUE

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha dejado clara su postura al conocer las palabras de Yolanda Díaz. Para él, no le queda otra salida al Gobierno que dimitir:

El Gobierno Sánchez tiene que dimitir en bloque. Nos mintió a todos los españoles y Díaz queda retratada como lo que es, porque ahora dice eso, pero el 5 de marzo de 2020 dijo que no pasaba nada, que no había que preocuparse.

Por su parte, la formación que preside Santiago Abascal, VOX, persigue que Yolanda Díaz, después de sus declaraciones al programa ‘La Cafetera’ (Radio Cable), dé buena cuenta ante los tribunales de cuáles fueron los avisos que le había transmitido al Ejecutivo de Pedro Sánchez en relación a los riesgos que entrañaba celebrar el 8-M.

El partido prepara la petición para que se reabra la causa del 8-M contra el Gobierno Sánchez.

De hecho fue el entonces delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco, quien obvió cualquier peligro y permitió que se celebraran las manifestaciones feministas.

En su momento, la titular del Juzgado de Instrucción número 51 de Madrid, Carmen Rodríguez-Medel, acordó en junio de 2020 el archivo provisional del caso al considerar que no había indicios suficientes del delito de prevaricación administrativa.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Lo más leído