Pablo Cambronero registra la pregunta en el Congreso

¿Padece Sánchez un trastorno ‘mental’? Un diputado hace la pregunta tras la nueva pifia del presidente

El presidente vuelve a liarla en un homenaje a militares españoles que murieron durante la guerra de Bosnia

Pedro Sánchez
Pedro Sánchez PD

La nueva pifia del presidente no deja indiferente a nadie.

Que Pedro Sánchez no repara en en homenajearse a sí mismo ya es harto conocido. El tema es que cada vez se supera más.

El líder del Ejecutivo asistió a un homenaje a militares españoles que murieron durante la guerra de Bosnia y frente al monolito que sirve de recordatorio de la valentía de los miembros del ejercito patrio, colocó un ramo de flores con la inscripción: «El presidente del Gobierno».

«En la Plaza de España de Mostar, hemos rendido esta tarde un sentido homenaje a los militares españoles que perdieron su vida durante la guerra en Bosnia y Herzegovina. Nuestro profundo agradecimiento a nuestras Fuerzas Armadas por su labor en defensa de la paz en el país», publicó Sánchez en las redes sociales.

Ante la falta de decoro, el diputado del Grupo Mixto, Pablo Cambronero, ha registrado en el Congreso la pregunta de si el presidente padece un «trastorno de personalidad narcisista» y si se encuentra «¿Diagnosticado o no?», señala el parlamentario.

Cambronero estima que la actitud de Sánchez «una muestra clara y enfermiza de protagonismo que raya lo indecente» y estima que el gesto es una muestra que el presidente considera que «su persona fuera lo único importante del hecho», además de inquirir cuánto ha costado el arreglo floral.

 

El hecho también fue criticado por Rosa Díez, quien ya ha criticado la actitud narcisista del dirigente socialista.

 

La pifia

El presidente de Gobierno, Pedro Sánchez, viajó el pasado sábado a Mostar, como parte de su gira internacional por los Balcanes. En el lugar dejó un ramo de flores en el monolito que sirve de homenaje a los 23 militares españoles que fallecieron durante la guerra de Bosnia.

El detalle está en que la corona de flores tenía una banda con los colores de la bandera de España y la frase: «El presidente del Gobierno», en lugar de algo más sobrio como el Estado español o el pueblo de España. Este hecho ha sido criticado por diversas actores políticos que dan cuenta del detalle.

La presencia del líder del Ejecutivo se debe al homenaje a los militares españoles fallecidos con motivo de las misiones de paz que estableció la OTAN en Bosnia durante la guerra que vivió el país. En el evento también participaron el alcalde de la ciudad, Mario Kordi, así como el viceministro de Exteriores bosnio, Josic Brkic.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído