EL REPASO WEB

Alfonso Rojo: «Sánchez adelantará las generales y tendremos superdomingo electoral en mayo de 2023»

Cada día estoy más convencido de que Pedro Sánchez adelantará las generales y hasta me atrevo a darles fecha: 28 de mayo de 2023.

Puedo equivocarme, como lo he hecho tantas veces y en tantas cosas, pero huele a adelanto electoral y a que, en una nueva cabriola, el amoral jefe del PSOE hará coincidir municipales y autonómicas con legislativas.

No se dejen confundir. Sánchez no está en agenciarse la presidencia de la Internacional Socialista o postulándose para un cargo de relumbrón en Europa.

Ni siquiera en la pasta, aunque haya forrado a la empresa de sus padres.

Lo del dinero vendrá después, como Felipe González, Zapatero, Bono, Pepiño Blanco o Avalos.

Ahora, el gran mentiroso está en renovar el Gobierno Frankenstein y seguir otros cuatro años durmiendo en La Moncloa.

Sánchez no quiere arreglar los problemas de los españoles; solo pretende mantenerse en el poder y confía todavía en lograrlo, a pesar de lo que pronostican las encuestas.

Los gurús socialistas aceptan ya que Feijóo ha abierto brecha y que si los españoles pudieran votar hoy, el centroderecha -sumando los escaños de PP y VOX- llegaría a la mayoría absoluta.

También saben que el líder popular les ha tomado la delantera fijando el terreno de juego: los impuestos.

Pero no dan todo por perdido. Confían, como tantas veces, en la polarización.

El socialismo español no ha hecho otra cosa en las últimas décadas que enfrentar a una España con la otra.

Lo hizo Zapatero, que resucitó el guerracivilismo y ha seguido Sánchez, quien comenzó con Franco y ha terminado con esto de los ricos y los pobres.

Es difícil que la táctica le de resultado y no sólo porque los políticos de PSOE y Podemos aprueben subirse el sueldo en plena crisis o porque su contraofensiva fiscal apeste a sectarismo.

La mayoría de los españoles, un 60% según los sondeos, se considera de ‘clase media’ y está sufriendo de forma cruel la inflación, la subida de precios y las pifias del Gobierno socialcomunista.

Los ciudadanos no van a dejarse engatusar, pero hay muchos ayuntamientos y regiones gobernadas por socialistas y Sánchez, que se pasa la vida haciendo números, cada día está más convencido de que si une su destino al de alcaldes y presidentes autonómicos sacará un 5% más de votos y que con eso, con los proetarras, los golpistas, el PNV y otros zarrapastrosos, puede llegar a los 176 diputados.

Ojo al parche, porque restan exactamente 237 días para ese ‘superdomingo’ electoral, en el que nos jugaremos el destino de España.

MARCAS

TODAS LAS OFERTAS DE TU MARCA FAVORITA

Encuentra las mejores ofertas online de tu marca favorita

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído