El TS dicta la novena prórroga del secreto en la causa de Bárcenas

El instructor del ‘caso Gürtel’ en el Tribunal Supremo, Francisco Monterde, ha vuelto a prorrogar por novena ocasión consecutiva el secreto de las actuaciones abiertas por este órgano contra el senador y ex tesorero del PP Luis Bárcenas y el diputado del mismo partido Jesús Merino, al objeto de incorporar nuevas diligencias a la causa, entre las que se encuentra «una comisión rogatoria para recabar datos de cuentas y operaciones realizadas en entidades bancarias con sede en otros países».

En un auto fechado el pasado 15 de abril y hecho público hoy, Monterde amplía el secreto de las actuaciones durante un mes más para todas las partes personadas a excepción de la Fiscalía Anticorrupción, al considerar que subsisten las «razones» que motivaron la prórroga del secreto del sumario el pasado 15 de marzo.

El instructor destaca la «necesidad» de continuar manteniendo el secreto de las actuaciones en los términos que se ha venido acordando, ya que «su conocimiento por los afectados podría suponer un serio obstáculo para su debida culminación».

A este respecto, reafirma la «oportunidad y conveniencia» de impedir que las partes accedan al sumario en atención a «los hechos, datos y circunstancias puestos de manifiesto en los diversos informes y documentos que se han venido incorporando a esta causa especial».

Monterde también explica que el mantenimiento del secreto de la parte de la investigación sobre el ‘caso Gürtel’ que está instruyendo «no se ve afectado o supeditado» por el levantamiento parcial del secreto que acordó el pasado 5 de abril el instructor del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), Antonio Pedreira, ni a las causas que mantiene secretas para continuar las «diligencias pendientes», la «documentación intervenida» y las escuchas presuntamente ilegales que se realizaron a los imputados en la prisión de Soto del Real (Madrid).

LA CAUSA VOLVERA AL TSJM

El Tribunal Supremo investiga a los dos aforados nacionales implicados en este caso –Luis Bárcenas por cohecho y delito fiscal y Jesús Merino por el primero de ellos– después de que el juez Pedreira elevara exposición razonada tras encontrar indicios de delito contra ambos, que prestaron declaración como imputados provisionales el pasado mes de julio.

Al igual que hizo con ocasión de prórrogas anteriores, Monterde señala que el secreto de las actuaciones no está prevista como tal en la Ley de Enjuiciamiento Criminal (LECR) y, sin embargo, «el Tribunal Supremo ha reseñado que tal laguna no impide al juez de instrucción proteger el valor constitucional que justifica el secreto del sumario si el plazo ha resultado insuficiente para hacer efectiva plenamente esa protección».

El Supremo devolverá al TSJM la causa que abrió en junio del año pasado contra Bárcenas y Merino, una vez que se le comunique oficialmente la renuncia de ambos a sus respectivos escaños, según informaron ayer fuentes del alto tribunal.

Bárcenas y Merino presentaron ayer formalmente la renuncia a sus rescaños, respectivamente, en el Senado y el Congreso de los Diputados, con lo que pierden así el aforamiento que llevó su caso al Tribunal Supremo desde el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, que asumió la investigación en marzo de 2009, después de que se inhibiera el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón, quien destapó la trama.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído