Un ajuste de cuentas en el que el taxista no estaba implicado podría ser el móvil del tiroteo de Salamanca

Las investigaciones apuntan a un ajuste de cuentas como móvil del tiroteo que se registró en la madrugada de hoy en Salamanca y que se saldó con la vida de un taxista que no tenía nada que ver con la situación y que la «desgracia» hizo que le alcanzara un tiro en la cabeza.

El subdelegado del Gobierno en Salamanca, Jesús Málaga, explicó que el tiroteo se produjo sobre la 1.00 horas de la madrugada de hoy, momento en el que el centro de emergencias 112 recibió varias llamadas de vecinos que informaban de un tiroteo a un taxi del que vieron salir a un hombre corriendo.

En el lugar del siniestro, en las inmediaciones del cruce de la avenida Lasalle y la calle Mayor de Chamberí, los agentes hallaron al taxista inconsciente en el interior del vehículo, un Citroën Xsara, que permanecía con el motor en marcha.

El taxista, A.S.A, varón de 50 años, tenía un disparo en la cabeza que no le provocó la muerte en el acto, por lo que fue trasladado al Hospital Virgen de la Vega, donde falleció a las 3.10 horas de la madrugada.

Además, en el taxi había varios disparos, ya que, según las investigaciones, un vehículo de gran cilindrada persiguió al Citroën, en el que no se descarta que viajaran más de una persona, y su ocupante u ocupantes realizaron varios disparos de forma «rápida y violenta» con el fin de acabar con la vida del pasajero que pudo huir del vehículo, algo que no ocurrió con el taxista que perdió la vida a pesar de no tener nada que ver en el asunto.

Por el momento no se han producido detenciones por este siniestro y el colectivo de taxistas ya ha anunciado movilizaciones en memoria de su compañero y con el fin de reclamar más medidas de seguridad para el colectivo.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído