Chaves reconoce que «quizá» no fuera apropiado acusar al TS de crear alarma social por investigar al juez

El vicepresidente tercero del Gobierno y ministro de Política Territorial, Manuel Chaves, reconoció hoy que alarma «quizá no fuera la palabra adecuada» para referirse a las consecuencias de el procesamiento que lleva a cabo el Tribunal Supremo sobre el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón, que será juzgado por investigar los crímenes del franquismo.

«Quizá no fuera una palabra apropiada. Lo acepto», explicó en declaraciones a la Cadena Ser recogidas por Europa Press. Además, manifestó que él pretendía decir que respeta al TS porque «cuando ha abierto un procedimiento lo ha hecho, con toda seguridad, conforme al Derecho y a la ley» pero que abrir un procedimiento contra Garzón tiene «repercusiones sociales» y «políticas».

Asimismo, argumentó que «es lógico que haya sectores de la población que discrepen de ese procedimiento abierto» pero «con todo el respeto al Tribunal Supremo». Además, destacó que, en estos días, ha hablado sobre el proceso contra el magistrado con socialistas como los ex ministros de Interior José Barrionuevo y José Luis Corcuera, que fueron investigados por Garzón.

«Yo creo que hay algún sector dentro del partido (PSOE), respetable que no ven y que, lógicamente, no respaldan la actuación del TS con respecto a Garzón. Lo entiendo perfectamente», aclaró. Dicho esto, remarcó que «si alguien había pensado que no iba a tener repercusión, se está equivocando desde el primer momento».

CRISIS INSTITUCIONAL

Por otra parte, criticó que «el PP está alimentando una crisis institucional junto a la crisis económica» y dijo que hablar de una crisis institucional «porque haya discrepancias en un sector de la sociedad con respecto a un proceso abierto en el Tribunal Supremo o porque los partidos políticos se pronuncien sobre la renovación del Tribunal Constitucional (TC) es confiar muy poco en la madurez de la sociedad española, en la solidez de la democracia y de las instituciones españolas».

Chaves declaró que «cualquier decisión que se adopta en una sociedad democrática» puede recibir «críticas políticas» y que, a su juicio, «es lo que pasa con la actuación del Tribunal Constitucional y la actuación del Tribunal Supremo». «Eso no impide, lógicamente, el máximo respeto a esas instituciones», apostilló.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído