El magistrado Martín Pallín defiende a Garzón y pide juicios contra el franquismo

El magistrado emérito del Tribunal Supremo José Antonio Martín Pallín, único miembro español de la Comisión Internacional de Juristas de Ginebra, ha reivindicado el trabajo del juez Baltasar Garzón y defiende su iniciativa de juzgar los crímenes del franquismo, algo a su entender �necesario�.

En la presentación del informe anual de Amnistía Internacional (AI), Martín Pallín declaró que después de la Guerra Civil se convocaron 200.000 consejos de guerra sumarísimos, se firmaron más de 100.000 condenas a muerte, se produjeron 140.000 desapariciones forzosas y se procedió a la expoliación de los bienes de los vencidos, �unos crímenes que, por mucho que se empeñen algunos, una democracia no puede digerir sin ser investigados».

Por ello, tras explicar que dada su condición de emérito nunca deberá pronunciarse al respecto, consideró �judicialmente factible� la iniciativa promovida por Garzón contra la dictadura, que el magistrado dividió en tres frentes delictivos: rebelión militar; desapariciones forzosas y apertura de fosas comunes; y sustracción de 30.000 niños a sus familias originales.

�Esta última causa, que pretendía devolver su identidad a quien así lo quisiera, ha sido curiosamente sustraída del debate público�, puntualizó Martín Pallín, quien denunció que la mayoría de los partidos se niega a �incluir la separación forzosa como delito en el nuevo Código Penal�.

ESPAÑA RETROCEDE

Según el informe de Amnistía, España ha perdido liderazgo en la defensa de los derechos humanos, ya que �no se ha avanzado nada ni en la investigación de las desapariciones ni en la apertura de fosas�.

«Casi ninguno de los 45 juzgados a los que se derivó la causa general contra el franquismo ha iniciado actuaciones�, afirmó Martín Pallín. En su opinión, �no se puede pasar página sin antes haberla leído�, de ahí la importancia de la jurisdicción universal.

El magistrado se mostró orgulloso de que fuese un juez español (Garzón) quien retomase hace unos años esta idea con la apertura de diligencias contra Pinochet, y lamentó �la limitación a esta justicia universal aprobada por el Congreso de los diputados�.

Sin embargo, al establecer que la víctima ha de ser española �o tener un vínculo de conexión relevante con España�, se otorga cierta libertad de interpretación a los jueces, apuntó Martín Pallín, para quien además la cláusula que limita su validez a que ningún tratado internacional ratificado por España diga lo contrario legitima la actuación de Garzón. �España ha ratificado la Convención contra la Tortura, y si un Estado es serio debe cumplir lo que ha firmado�, agregó.

Por último, apuntó que su colega no ha incumplido la Ley de Amnistía, ya que �ésta solo puede aplicarse cuando hay un proceso penal abierto, no antes�.

A ello cabría añadir que con su adhesión al Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos de Nueva York (en vigor con anterioridad a la Ley de Amnistía), España ya eliminaba la impunidad para aquellos crímenes que en su época fuesen entendidos como tales por el derecho internacional, concluyó.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído