La euroorden de protección de mujeres maltratadas avanza hacia su aprobación final

La euroorden de protección de mujeres maltratadas avanza hacia su aprobación final
. Agencia EFE

La propuesta de la presidencia española de la UE para crear la euroorden de protección de víctimas de la violencia doméstica se ha acordado hoy en un Consejo de Ministros comunitarios de Justicia que ha vuelto a mostrar las diferencias entre España y la comisaria de Justicia, Viviane Reding.

«Este ha sido un Consejo de Justicia histórico», ha señalado el ministro de Justicia, Francisco Caamaño, quien ha añadido que con la medida «se ha situado a las víctimas en el corazón de Europa y, especialmente, a las mujeres que sufren la violencia».

La medida, que permite la extensión a otro Estado miembro de las órdenes de alejamiento dictadas en un país para proteger a la mujer maltratada cuando se desplace, es una de las prioridades de la presidencia española que Caamaño quería aprobar durante este semestre.

Este consejo de Justicia de la Unión Europea (UE) alcanzó un «acuerdo político» por mayoría cualificada, pese a las reservas de la Comisión Europea (CE) y de siete delegaciones, acuerdo que será formalizado en octubre.

Precisamente la comisaria Reding ha puesto en duda en la rueda de prensa final que existiese o no mayoría cualificada para aprobar el proyecto, una cuota que dependería de contar o no a Reino Unido, que quiere sumarse al proyecto pero una vez lo estudie en profundidad.

Pese a que la propuesta de directiva será remitida al Parlamento Europeo (PE), que la examina junto al Consejo de la UE dentro del procedimiento de codecisión, no se adoptará formalmente hasta el próximo Consejo de Justicia e Interior -ya bajo presidencia belga-, pues el Reino Unido, tras el cambio de gobierno, ha pedido más tiempo para estudiarla.

La euroorden para las víctimas ha sido una de las propuestas más polémicas de la presidencia de turno española, ya que ha contado con la oposición frontal y pública de Viviane Reding desde el primer momento.

Para la CE, y siguiendo un informe de sus servicios jurídicos, la propuesta no se fundamenta en una adecuada base jurídica, el artículo 82 del Tratado de Lisboa.

La posición de la comisaria Reding la han compartido hasta siete países, que han pedido la revisión de la propuesta.

Estas delegaciones -Alemania, República Checa, Eslovenia, Letonia, Austria, Reino Unido, Hungría- han mostrado reservas pero no han querido forzar una votación, lo que ha permitido superar el visto bueno del Consejo.

La comisaria Reding ha participado en el debate público en el que se ha tratado la euroorden y calificado su proceso de aprobación de «lío» e incluso ha propuesto a última hora una enmienda que Caamaño ha rechazado con un escueto «Gracias comisaria, pero no».

En el último Consejo de Justicia bajo paraguas español, los Veintisiete han aprobado igualmente una propuesta para mejorar las garantías procesales de interpretación y traducción a los acusados en procedimientos penales.

También se ha impulsado una directiva para que los Veintisiete se coordinen para atajar la trata de seres humanos y una directiva por cooperación reforzada que permitirá a las parejas internacionales elegir la ley que quieren que rija su divorcio.

Finalmente, se ha aprobado un mandato para el acceso de la UE como institución con cuerpo legislativo propio a la Convención Europea de Derechos Humanos (CEDH) o lo que es lo mismo, para someter la normativa comunitaria al Tribunal de Estrasburgo (Francia).

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído