Margarita Uría (CGPJ) afirma que la mediación contribuye a la «justicia restaurativa» y desatasca los juzgados

Margarita Uría (CGPJ) afirma que la mediación contribuye a la "justicia restaurativa" y desatasca los juzgados
. Europa Press

La vocal del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) Margarita Uría, ha explicado esta tarde que la mediación en el ámbito judicial es una herramienta de «justicia restaurativa», que además contribuye a desatascar los juzgados. Por ahora, se usa principalmente en procedimientos de tipo penal y familiar.

En un encuentro informativo en Logroño, Uría ha comparecido para hablar sobre el curso ‘Herramientas de Mediación Intrajudicial’, que se imparte en la Universidad de La Rioja (UR) desde este lunes hasta este jueves, 22 de julio.

Uría ha explicado que la mediación en el ámbito judicial tiene diversas ventajas. Entre ellas, «que el procedimiento acabe siendo más breve», pero además que se pueda alcanzar la llamada «justicia restaurativa».

Frente a los rígidos procesos de demanda y contestación, en que una de las partes queda «defraudada en sus pretensiones» y la otra considera que ha «vencido», la mediación puede facilitar «algo más grato, duradero y estable» que no genere un «procedimiento de ejecución que resulte absolutamente traumático».

«Un procedimiento mediado siempre tiene una ejecución facilísima». Además, las ejecuciones «atascan de una manera importantísima los juzgados», ha añadido Uría. Por otro lado, en los casos de delincuencia juvenil «no hay reincidencia».

La mediación es una herramienta ya presente en el ámbito de justicia penal y familiar, que hace posible «preservar relaciones humanas que merece la pena conservar». En este sentido, Uría ha puesto como ejemplo los pleitos relacionados con las herencias. La mediación ya se usa en 198 juzgados de lo penal, 93 de familia y uno de lo social.

La vocal del CGPJ ha reconocido que la mediación es una herramienta que aún se debe extender a muchos más juzgados y ámbitos judiciales, como el mercantil o el contencioso-administrativo. «Es un camino en el que se empieza a avanzar, en el que a mí no me gustaría morir de éxito». En este sentido ha explicado que el director de la Escuela de Justicia, «es un entusiasta de la mediación y me insta y empuja a que hagamos muchas cosas en este ámbito».

Uría, que ha reconocido que efectivamente sí hay que trabajar en este sentido, ha dicho que se debe avanzar «con pasos seguros y teniendo certezas de lo que estamos haciendo». Además, es necesario que los equipos de mediación tengan una «responsabilidad pública detrás» y no «entusiastas o gente bienintencionada sin más».

«Es un camino que hemos empezamos a explorar, pero en el que tenemos que ser enormemente sensatos antes de echar las campanas al vuelo». Uría ha opinado que «a pesar de que haya muchos cursos universitarios que lo pregonan, yo soy prudente a la hora de avanzar en estos procedimientos».

Cabe destacar el futuro marco legal que surgirá en España gracias al anteproyecto de Ley de Mediación impulsado por el Gobierno central para anticiparse a las directivas europeas.

Por último, la vocal del CGPJ ha declinado responder a la pregunta sobre la renovación de los miembros de este órgano. Sí ha dicho que «en estas cuestiones es el Consejo en su conjunto quien debe hablar». Ha reconocido que todos sus miembros tienen «sensibilidades distintas» y que «en este momento el Tribunal Constitucional está más necesitado de renovación que nosotros que todavía no hemos cumplido nuestro segundo año».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído