Un jurado declara culpable al acusado de matar al marido de su prima con una catana por tener música alta

Un jurado popular ha declarado culpable de un delito de homicidio al hombre acusado de matar en mayo de 2009 al marido de su prima, y vecino suyo, con una catana, en su vivienda del barrio valenciano de Nazaret, tras una discusión porque este último no bajaba el volumen de la música.

El jurado, de esta manera, ha defendido que el hombre no actuó por sorpresa, tal y como él relató en la vista, y ha declarado probado el hecho de que había una superioridad por el arma utilizada en el incidente. Además, considera que el acusado tiene una merma de capacidad notable.

El hombre señaló durante el juicio que no quería matar a la víctima, sino que se produjo todo rápido tras una discusión por tener la música alta. «Si hubiera querido hacer fuerza para matarle, le hubiera atravesado –con la catana–«, especificó.

El ministerio fiscal pedía para este hombre una pena de siete años de prisión por un delito de homicidio, con la circunstancias agravante de abuso de superioridad, y con la atenuante de eximente incompleta, ya que en el momento de los hechos padecía una notable merma de su capacidad de conocer y de obrar motiva por una situación emocional límite que afectó a su capacidad de autocontrol. También reclamaba una indemnización de 45.000 euros para cada uno de los cuatro hijos de la víctima, y de 105.000 euros para su esposa.

El incidente tuvo lugar sobre las 2.00 horas del 10 de mayo de 2009, cuando el hombre, mayor de edad y sin antecedentes penales, tuvo una discusión con la víctima, quien vivía en la misma finca, ubicada en la calle Mayor de Nazaret de Valencia, por el volumen de la música.

El acusado subió a casa de la víctima –también marido de su prima– junto a su madre, y se enzarzaron ambos en una disputa. Esta se prolongó hasta el rellano de la escalera, momento en el que la víctima llegó a empujar a la mujer, según el relato del ministerio público.

Cuando la mujer y su hijo intentaban meterse en su casa, cómo veían que la víctima seguía forcejeando para impedirles que cerraran la puerta de su vivienda, el hombre descolgó una catana que tenía colgada en la pared y mientras le insistía para que se fuera, se la clavó en el pecho, lo que le causó una herida cardiaca que le produjo la muerte.

GRAN SELECCIÓN DE OFERTAS MULTI-TIENDA

CLIMATIZACIÓN

ACTUALIZACIÓN CONTINUA

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído