C. Valenciana. La portavoz del Gobierno insiste en que el «caso Brugal» es un «montaje»

La portavoz del Gobierno valenciano, Paula Sánchez de León, insistió hoy en que el «caso Brugal» es un «montaje» con la finalidad de crear «confusión» y «convertir la política en un campo de batalla en el que todo vale».

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, la portavoz fue preguntada por la dimisión del portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Alicante, Roque Moreno, por su presunta implicación en el «caso Brugal», una decisión que dijo hay que «respetar».

Sobre si habrá alguna dimisión de cargos del PP relacionados con el «caso Brugal», destacó que las posibles dimisiones «corresponden al ámbito personal» y si las hubiera «se respetarían, como no puede ser de otra forma».

Respecto al «caso Brugal», aseguró Sánchez de León, «una vez más, como tantas, hemos asistido a un montaje que nace en una cacería, cuyos protagonistas son un juez, un ministro de Justicia y un jefe de la Policía» y, dijo, cuya finalidad es «crear confusión, romper las reglas del juego democrático y convertir la política en un campo de batalla en el que todo vale».

Se ha producido, según afirmó, «un clima de impunidad e indefensión generalizado con una finalidad electoral y partidista», como «la única forma de ganar unas elecciones creando crispación».

Sobre si pone «la mano en el fuego» por el presidente de la Diputación de Alicante, José Joaquín Ripoll; la alcaldesa de Alicante, Sonia Castedo, y el ex alcalde, Luis Díaz Alperi, la portavoz aseguró que la Generalitat «respalda a todas las personas del Gobierno». «Lo único que hay respecto a ellos es que son protagonistas de este gran montaje», subrayó.

«Quien dice si hay una conducta delictiva son los jueces», dijo.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído