Delegación de Gobierno en Madrid llevó a Barajas 5.500 bocadillos, 6.500 botellas de agua y 1.500 mantas

El Centro de Coordinación que puso en marcha en la tarde de ayer la Delegación de Gobierno en Madrid para gestionar la crisis de los controladores abierta en todos los aeropuertos de España permitió llevar a los afectados en el aeródromo de Barajas 5.500 bocadillos, 6.500 botellas de agua y 1.500 mantas.

Según han explicado a Europa Press fuentes del departamento que encabeza Amparo Varcalce, el Centro de Coordinación se activó pasadas las 18.30 horas de ayer y estuvo compuesto por 350 policías nacionales y 350 guardias civiles, además de por 21 efectivos de la Unidad Militar de Emergencia (UME), tres camiones pesados y tres vehículos ligeros que se desplegaron en las Terminales 1, 2 y 4.

Las mismas fuentes han precisado que la Delegación de Gobierno ha puesto a disposición de la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) todos los informes y documentación recabada por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (FCSE) sobre la crisis de los controladores.

Esta documentación servirá a la Fiscalía para la investigación abierta con el fin de depurar responsabilidades, en el marco de la cual se tomará declaración a partir del jueves a los controladores que se ausentaron de su puesto de trabajo y que han contribuido al cierre del espacio aéreo.

La delegada de Gobierno, Amparo Valcarce, ha estado en permanente contacto tanto con el Ayuntamiento de la capital como con la Comunidad de Madrid, administraciones a las que ha agradecido la colaboración prestada. Además, ha querido destacar el comportamiento «cívico» del que han hecho gala los pasajeros que se han visto afectados por la situación en las últimas horas, según las mismas fuentes.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído