El juez Marlaska deja en libertad a la novia del presunto responsable de informática de ETA

El juez Fernando Grande-Marlaska ha dejado hoy en libertad a la detenida el martes en Zarautz (Guipúzcoa), Itxaso Urtiaga, novia de Iraitz Guesalaga, responsable de informática de ETA arrestado en Francia ese mismo día, 18 horas después de que la banda declarara el alto el fuego «permanente».

En el auto en el que acuerda la libertad, el magistrado de la Audiencia Nacional le impone, no obstante, la obligación de comparecer cada quince días en el juzgado y de comunicar el cambio de domicilio y le prohíbe salir de España.

Según el auto, Urtiaga acompañó a su compañero sentimental en, al menos, uno de sus viajes a Venezuela, el único que está contrastado de ambos y que duró un mes -del 11 de septiembre al 11 de octubre de 2008-, periodo durante el que se reunieron con Arturo Cubillas Fontán, presunto etarra al que el juez Eloy Velasco ha reclamado en la causa en la que investiga la relación entre ETA y la FARC.

Precisamente, Marlaska relata que en ese viaje a Venezuela, Guesalaga «se trasladó a la zona de la selva donde mantuvo encuentros con refugiados de ETA y miembros de la FARC a quienes impartió cursos sobre encriptación de archivos informáticos».

A pesar de ese viaje, el magistrado considera que Urtiaga debe quedar en libertad al no constar que tenga ningún papel en el entramado terrorista, porque, aunque en Venezuela estuvo reunida con Cubillas, ello fue como «consecuencia de acompañar a su pareja sentimental», cuya función en la banda es la de informático, «conocimientos de los que carece la detenida».

El juez, que, «dada la gravedad de los hechos», le mantiene la imputación por un delito de integración o de colaboración con ETA, también tiene en cuenta que si bien Guesalaga se trasladó a Francia ante el temor a una detención, «no ocurre lo mismo respecto a la ahora detenida», que además negó ante la Guardia Civil su pertenencia a la banda.

Respecto al informático de ETA, el auto destaca que realizó por lo menos dos viajes a Venezuela, aunque sólo consta documentación del ya citado.

La operación «Linux», que llevó a la detención de la pareja el pasado martes, parte, según Marlaska, de la documentación incautada a la cúpula de ETA liderada por Francisco Javier López Peña, alías «Thierry», desarticulada en Burdeos (Francia) el 20 de mayo de 2008.

En esa ocasión, prosigue el juez, se hallaron documentos que demostraban que el abogado del Movimiento pro Amnistía Joseba Agudo Mancisidor, detenido el 28 de octubre en la localidad francesa de Hendaya, hacía de enlace entre ETA y militantes huidos en el extranjero, «principalmente en países sudamericanos y de África».

A raíz de ese arresto fueron intervenidos otros documentos en los que figura el nombre de «Iraitz», natural de Zarautz y especialista en programas informáticos, que «estaría desempeñando labores relacionadas con su actividad profesional en favor de la banda».

En dicha documentación, señala el auto, consta también que estuvo en dos ocasiones en Venezuela y que en una de ellas instruyó a Cubillas, responsable del colectivo de huidos de ETA en ese país, «en el manejo de programas informáticos».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído