ICV pregunta si De la Vega, Moratinos y López Aguilar salieron del Gobierno por obstaculizar el caso Couso

La diputada de ICV en el Congreso de los Diputados, Nuria Buenaventura, ha presentado una batería de preguntas al Gobierno sobre las revelaciones de Wikileaks en relación al asesinato del fotógrafo José Couso y pregunta en concreto si la salida del Ejecutivo de la vicepresidenta primera, y de los ministros de Exteriores y Justicia tuvieron que ver con su actuación en el caso.

En diez preguntas sobre la muerte del periodista, Buenaventa pretende averiguar si los ministerios de Exteriores y Justicia «informan normalmente» a los embajadores de países extranjeros de las decisiones de la justicia española que afecten de alguna manera a los ciudadanos de dicho país.

Quiere saber también si cuando se hablaba de «excelentes relaciones» con EEUU, el Gobierno «se refería a la colaboración para evitar el avance judicial del caso» y si «brindó asesoramiento jurídico a la embajada de Estados Unidos».

También se intesa por conocer si el Ejecutivo facilitó contactos a ciertos jueces con la embajada, qué ayuda brindó el Fiscal General a las autoridades norteamericanas y porqué se opuso al proceso de investigación abierto por la muerte de Couso.

Buenaventura inquiere sobre si «es habitual que el Fiscal Jefe de la Audiencia Nacional se reúna con partes afectadas en procesos judiciales y les asesore» y a la vista de «la gravedad de los hechos», pregunta al Gobierno si se plantea «mejorar la transparencia en los procesos judiciales».

Finalmente, la diputada de ICV pregunta si la salida del Gobierno de De la Vega, Moratinos y López Aguilar «tiene alguna relación» con la publicación de los cables en Wikileaks.

La diputada indica que según la filtración de Wikileaks, desde el 23 de julio de 2004, la diplomacia de Estados Unidos ha actuado para influir en el proceso judicial abierto por el asesinato del periodista español en Bagdad, el 18 de abril de 2003.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído