La Audiencia Nacional juzga mañana a tres jefes de los Grapo por un atentado en Madrid

La Audiencia Nacional juzgará mañana, miércoles, a los que fueran máximos dirigentes de los Grapo, Manuel Pérez Martínez, alias �camarada Arenas�, Fernando Silva Sande y María Victoria Gómez Méndez, por ordenar presuntamente el atentado contra la empresa de trabajo temporal Attempora que tuvo lugar en Madrid el 1 junio de 1998 y en el que resultaron heridos dos agentes de la Policía Nacional.

El fiscal encargado del caso, Vicente González Mota, solicitará 55 años de prisión para cada uno de ellos al atribuirles dos delitos de homicidio terrorista en grado de tentativa y otro de estragos. González Mota hará esta petición en el juicio que la Sección Tercera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional celebrará este miércoles a partir de las 10.00 horas contra Silva Sande, Pérez Martínez y Gómez Méndez.

El escrito de acusación del fiscal asegura que los tres acusados ordenaron y se encargaron de instruir a los terroristas �no identificados- que colocaron el 1 de junio de 1998 una bomba en una papelera de la empresa Attempora.

Una llamada en nombre de los Grapo alertó a la empresa de que debía desalojar el edificio porque había un artefacto �que explosionaría en diez minutos�. González Mota señala en su escrito que el plazo era �insuficiente para poder desalojar el edificio�.

El artefacto explotó sobre las 11.20 horas, hiriendo de gravedad a los agentes de la Policía Nacional Jesús San Román Calvo y Carmelo López Méndez.

Además de los 55 años de cárcel, el representante del Ministerio Público pedirá que los acusados indemnicen con 250.000 euros a San Román Calvo y con 100.000 euros a López Méndez. También solicitará que se les impongan la prohibición de acudir al lugar de los hechos por un periodo de cinco años una vez cumplidas sus condenas.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído