Audiencia Nacional juzgará este viernes a un presunto etarra por fabricar un artefacto colocado en Pamplona en 2006

La Audiencia Nacional juzgará este viernes al presunto etarra Ibai Azcona, que se enfrenta a una pena de siete años de cárcel por fabricar un artefacto explosivo incendiario que fue colocado el 31 de octubre de 2006 en una oficina de la entidad bancaria La Caixa situada en Pamplona.

El artefacto, que estaba formado por una bombona de gas de tres kilos, una botella de plástico y tres petardos, fue hallado por un agente de la Guardia Civil en el número 8 de la calle Serafín Olavide de la capital navarra, aunque fue desactivado antes de que explotara, según consta en el informe provisional de conclusiones del Ministerio Fiscal.

El atentado, que será juzgado por la Sección Segunda de la Sala de lo Penal, fue reivindicado el 21 de noviembre de ese año de forma anónima en un comunicado en el que se aseguraba que se trataba de una respuesta a «las agresiones constantes y la represión contra Euskal Herria».

La fiscal Ana Noé atribuye a Azcona la comisión de un delito de fabricación, colocación o empleo de aparatos explosivos, inflamables o incendiarios con finalidad terorista.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído