Víctimas de la guerra demandan castigo para responsables del genocidio en Guatemala

Víctimas de la guerra demandan castigo para responsables del genocidio en Guatemala
. EFE/Archivo

Centenares de familiares de desaparecidos y víctimas del conflicto armado que desangró Guatemala entre 1960 y 1996 demandaron hoy al Estado castigar a los responsables del genocidio y que cumpla con otorgar un resarcimiento integral.

La demanda fue planteada durante una marcha en el centro histórico de la capital, con motivo del Día Nacional de la Dignificación de las Víctimas del Conflicto Armando Interno, que se conmemora mañana.

Familiares de desaparecidos, viudas y víctimas de la guerra, apoyados por activistas humanitarios, explicaron en un comunicado que «la verdadera dignificación por las graves violaciones a los derechos humanos sólo se logrará cuando se juzgue y castigue a los responsables del genocidio».

Llegados del área rural del interior del país, las víctimas también demandaron al Estado un resarcimiento integral.

En la actualidad, el Gobierno otorga un pago económico individual a través del Programa Nacional de Resarcimiento (PNR), que ellos consideran insuficiente por los delitos de lesa humanidad que perpetró el Ejército durante la guerra.

El resarcimiento, demandaron, debe incluir respeto a la identidad cultural, participación social y atención integral a las mujeres que sufrieron violaciones sexuales, además de lo económico.

Durante un plantón frente al Congreso, las víctimas exigieron la aprobación de una ley que permita la creación de una comisión de búsqueda de los miles de desaparecidos durante la guerra.

«Queremos que nos digan dónde están nuestros familiares que fueron detenidos y desaparecidos», dijo Sara Vásquez, dirigente del Grupo de Apoyo Mutuo (GAM).

En las afueras de la Catedral Metropolitana, el GAM y la asociación de Familiares Detenidos-Desaparecidos de Guatemala (Famdegua), colocaron varias mantas y fotografías de las víctimas del conflicto.

Mientras que en la Plaza de la Constitución, el Centro de Acción Legal para los Derechos Humanos (Caldh) pintó la leyenda: «Aquí hubo genocidio».

El conflicto, que duró 36 años, dejó unas 250.000 víctimas, entre muertos y desaparecidos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído