La Audiencia Nacional juzga el jueves a Esteban Murillo por un atentado mortal contra una patrulla policial en 1982

La Audiencia Nacional juzgará este jueves a Esteban Murillo Zubiri por su presunta participación en un atentado perpetrado el 17 de abril de 1982 por el ‘comando Navarra’ de la banda terrorista ETA en Pamplona contra una tanqueta de la Policía Nacional que costó la vida a un agente y provocó heridas de distinta consideración a otros ocho efectivos.

En su escrito provisional de conclusiones, el fiscal Jesús Alonso pide 8 años de cárcel y una multa de 6.000 euros para Murillo por un delito de colaboración con banda terrorista. Las autoridades francesas entregaron a España en octubre de 2009 al acusado, que fue detenido en Bidarrai, al sur de Francia, en virtud de la orden europea de detención que pesaba sobre él.

El atentado, que será juzgado por la Sección Segunda de la Sala de lo Penal, fue cometido por los miembros del ‘comando Navarra’ Juan José Legorburu Guerediaga, ‘Txato’ y Mercedes Galdós Arsuaga, ‘Bitxori’, y José María Zaldúa Corta. Los etarras robaron a punta de pistola un vehículo en la población foral de San Juan, dejando encadenados a sus propietarios a varios árboles, y se dispusieron a preparar el atentado.

Sobre las 3 de la madrugada, el comando atacó con un lanzagranadas la tanqueta policial cuando pasaba por el Puente de la Magdalena de Pamplona y posteriormente la ametralló causando la muerte del agente Vicente Garcera, provocando heridas graves a otro compañero al que se le tuvo que amputar una pierna y heridas leves a otros siete policías.

Al recibir el impacto, el vehículo, sin control, atropelló a los propios terroristas que consiguieron darse a la fuga y resguardarse en distintos domicilios de la capital navarra. El Ministerio Público acusa a Murillo Zubiri de facilitar infraestructura, alojamiento y alimentación a los miembros de este comando.

El juez Baltasar Garzón dictó el 5 de febrero de 2001 un auto de procesamiento contra Murillo Zubiri por estos hechos, lo que ha evitado la prescripción de los delitos.

ATAQUE A UN REPETIDOR DE TELEFONIA EN 2009

La Sección Primera de la Sala de lo Penal será la encargada de juzgar el martes y el miércoles a los presuntos etarras Jokin Zerain y Ander Arrue, quienes se enfrentan a una pena de 35 años de prisión por atacar con un artefacto explosivo un repetidor de telefonía de Mendibil, en el término municipal de Arrazua-Ubarrundia (Alava), en 2009.

El Ministerio Público considera que Zerain y Arrue formaban un talde de la organización terrorista ETA y, en respuesta a la desarticulación del ‘comando Ahiur’, colocaron la noche del 11 de mayo de 2009 dos artefactos incendiarios, compuestos por una bombona, un cartucho de gas, un bote de aerosol de gas y dos cohetes pirotécnicos, en la base de un repetidor de telefonía. La banda terrorista ETA reivindicó el atentado el 22 de mayo de 2009 en el diario ‘Gara’.

El escrito provisional de conclusiones del fiscal Vicente González Mota destaca que en los domicilios de los acusados se incautaron cartas de presos de ETA, un pin y pegatinas con el anagrama de la banda terrorista y de su rama juvenil ‘Segi’, artefactos pirotécnicos y bridas de sujeción de color negro y rollo de papel plata autoadhesivo.

El representante del Ministerio Público solicita 35 años de cárcel para Zerain y Arrue por un delito de pertenencia a organización terrorista, otro de estragos y uno de depósito de sustancias explosivas. Además, pide que indemnicen con 5.148 euros al propietario del repetidor de telefonía de Mendibil.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído