Tres magistrados contrarios a ilegalizar son presidentes de Sala del TS

Tres de los siete magistrados que manifestaron su discrepancia con la decisión de la mayoría de la Sala del 61 de prohibir la inscripción de Sortu en el Registro de Partidos Políticos son presidentes de Sala del Tribunal Supremo. Se trata de los magistrados Juan Antonio Xiol Ríos (presidente de lo Civil del Supremo), José Manuel Sieira (de lo Contencioso-Administrativo) y Gonzalo Moliner (de lo Social), han informado a Europa Press fuentes conocedoras de la deliberacion.

Estos tres magistrados manifestaron su oposición a los argumentos defendidos por el magistrado ponente, Carlos Lesmes, si bien ninguno de ellos anunció su intención de emitir un voto particular al auto, cosa que sí hicieron Rafael Gimeno-Bayón, Manuel Ramón Alarcón y José Luis Calvo Cabello, según las mismas fuentes.

El séptimo discrepante sería el magistrado de lo Penal Alberto Jorge Barreiro, que también habría dado a conocer sus «peros» a lo señalado en la ponencia frente a los nueve magistrados que mostraron su conformidad con la decisión de considerar a Sortu sucesora de la ilegalizada Batasuna. Todos los discrepantes se incardinarían en el «ala progresista» de la Sala del 61.

De momento se sabe que los votos particulares serán los de Gimeno-Bayón, Alarcón y Calvo Cabello, si bien este número podría aumentar si deciden presentar el suyo propio otros magistrados discrepantes una vez tenga acceso al contenido exacto del auto redactado por Lesmes. Otra posibilidad es que estos magistrados se adhieran a alguno de los votos de los tres primeros.

La resolución sobre Sortu en el Tribunal Supremo ha dependido de una Sala, la del 61, cuya composición se ha modificado en casi un tercio desde que, en mayo de 2009, deliberó sobre la última candidatura de la izquierda abertzale, Iniciativa Internacionalista-La Solidaridad entre los Pueblos (IISP), que fue anulada.

Esta Sala especial está presidida por Carlos Dívar, presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), y completan su composición los presidentes de cada una de las cinco salas que integran el alto tribunal y los magistrados más antiguos y más modernos de cada una.

Frente a los discrepantes, se manifestaron en favor de ilegalizar Sortu, además de Dívar, los presidentes de lo Penal (Juan Saavedra) y de lo Militar (Angel Calderón).

También apoyaron la postura del ponente Lesmes los magistrados «antiguos» Xavier O’Callaghan Muñoz (Sala de lo Civil), Carlos Granados Pérez(Penal), Ricardo Enríquez Sancho (Contencioso), y Aurelio Desdentado Bonete (Social). De los modernos, apoya la no inscripción Francisco Javier de Mendoza Fernández (Militar).

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído