La Sala del 61 comienza a reunirse para estudiar los recursos que piden la anulación de las candidaturas

La Sala del 61 del Tribunal Supremo ha comenzado a reunirse a las 20.00 horas de este viernes para estudiar los recursos contencioso-electorales presentados por la Abogacía del Estado y la Fiscalía contra las 254 listas de Bildu y las 19 agrupaciones de electores para los comicios del 22 de mayo.

Los 16 magistrados que conforman el tribunal tienen sobre la mesa las peticiones de anulación de la Fiscalía del Supremo y los servicios jurídicos del Estado así como un escrito de 123 folios con las alegaciones que a las 11.55 horas –cinco minutos antes de que venciera el plazo– ha registrado un procurador de la defensa de Bildu en el alto tribunal.

No obstante, no es probable que la resolución sobre esta coalición y las 19 agrupaciones de electores, cuyos candidatos también han sido impugnados, se produzca hasta las doce de la noche del sábado, que es el plazo tope que da al alto tribunal la Ley Orgánica de Régimen Electoral, la cual rige este procedimiento.

Según las tesis de la Abogacía y de la Fiscalía, Bildu no sería más que un vehículo instrumentalizado por la izquierda abertzale ilegalizada para tratar de mantenerse en las instituciones democráticas. Sería el «plan B» de Batasuna tras la resolución del Tribunal Supremo que prohibió la inscripción de Sortu en el Registro de Partidos Políticos el pasado 24 de marzo.

En concreto, la Abogacía defendía en el recurso presentado el martes que la alianza para la creación de Bildu (EA/Alternatiba) fue un imperativo de ETA y que dirigentes de Batasuna «de primer nivel» pilotaron la configuración de las listas electorales.

Por su parte, la demanda registrada este jueves por la Fiscalía mantenía que los pasos dados para crear Bildu son «fruto de una estrategia paralelamente diseñada por ETA y Batasuna» para concurrir a los comicios y sortear la ilegalización de sus distintas marcas.

Frente a esta tesis, Bildu niega en sus alegaciones que pretenda convertirse en el «complemento y apoyo político a la acción violenta de ETA» y asegura que es «un hecho notorio» que las trayectorias políticas de EA y de Alternatiba muestran «un inequívoco rechazo de la violencia y el terrorismo» así como que los candidatos de la coalición han suscrito un código ético «que incluye el rechazo activo de la violencia».

PONENTE CON NOMBRAMIENTO ANULADO

La Sala Especial del artículo 61 acordó acumular por un lado los recursos presentados contra las agrupaciones de electores, y por otro los presentados contra Bildu, y ha nombrado ponentes a los magistrados Rafael Gimeno-Bayón y Manuel Alarcón, respectivamente. Fueron dos de los siete magistrados que el pasado 24 de marzo firmaron el voto particular contrario a la no inscripción de Sortu en el Registro de Partidos.

Se da la circunstancia de que Gimeno-Bayón, de corte progresista, formará parte de las deliberaciones ya que la sentencia en la que el Supremo anuló el pasado 12 de abril su nombramiento todavía no ha sido dictada, y la anulación de su nombramiento aún no es formal.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído