Ayuntamiento dice que los acusados del caso ‘Minutas’ usaron «la confianza de ciudadanos» y poderes de la administración

El abogado del Ayuntamiento de Marbella (Málaga), acusación particular en el juicio del caso ‘Minutas’, sobre presuntas las irregularidades en los encargos realizados por el Consistorio al letrado José María del Nido, ha asegurado este viernes que los acusados en esta causa utilizaron «la confianza de los ciudadanos» y «los poderes de la administración».

En su informe final del juicio, el representante del Consistorio marbellí, Alberto Peláez, ha asegurado que en este caso podríamos estar hablando del «Saqueo III», en referencia a otros procesos por presunta malversación de fondos en Marbella durante la era del Grupo Independiente Liberal (GIL), con la particularidad de que «ha participado activamente un profesional del derecho».

No obstante, ha incidido en la gravedad de que «no se trataba de una delincuencia desde la persona privada», sino de una delincuencia «que utiliza los instrumentos de una administración pública, los poderes desorbitantes de la administración, la confianza de los ciudadanos en la que se basa y la presunción de legalidad de la actuación administrativa».

Ha dicho que «esos son los instrumentos de los que se han valido los acusados en esta causa y en otras que tienen que ver con la gestión del Ayuntamiento de Marbella en esa época» y ha apuntado que la información la compartían «unos pocos», porque las personas que «no estaban por la labor, los que no estaban en los distintos círculos próximos al poder eran marginados».

Por contra, ha señalado que «ninguna» de las personas más próximas a la gestión municipal «podían ser ajenos a lo que ocurría» y «mucho menos desconocer la situación irregular de desapoderamiento de las funciones públicas a la corporación, la caprichosa forma de contratar y las incidencias penales que de forma paulatina esa peculiar manera de gestionar los bienes venía produciendo».

Ha aludido a los argumentos de los acusados de que era el entonces alcalde, Jesús Gil, el que mandaba y los demás se limitaban a cumplir su mandato, pero ha asegurado que «todos sabían, y se ha dicho en declaraciones, que Gil no firmaba nada porque quería eludir responsabilidades penales», pero ha añadido que ellos «permitían que las responsabilidades fueran asumidas por otros».

Peláez ha hablado de la presunta participación que tuvo en los hechos enjuiciados el letrado elegido por Gil para las tareas frente al proceso iniciado por el Tribunal de Cuentas y ha considerado que «Del Nido, que tiene a gala tener un gran despacho y dominar diversas modalidades jurídicas, debió saber que la decisión de fiscalizar el Ayuntamiento de Marbella no era un acto administrativo».

Así, ha dicho que tras la prueba y coincidiendo con lo reflejado por el ministerio fiscal en sus conclusiones definitivas, «debemos concluir que el verdadero promotor de esa espiral fraudulenta de interposición de recursos no previstos legalmente fue el propio abogado Del Nido», del que, ha apuntado, veía que «el Ayuntamiento era un lugar donde se podría obtener un enriquecimiento».

Por su parte, tras casi ocho sesiones, el representante de la acusación pública, Francisco Jiménez Villarejo, ha concluido su informe final, repasando delitos por los que acusa a los procesados, que ha considerado «acreditados» a lo largo de este juicio, que comenzó en abril de 2010 con 17 acusados, aunque en las conclusiones finales se retiró respecto a uno de ellos.

El fiscal ha explicado que los delitos están relacionados y los hechos tienen «un hilo conductor», apuntando que las infracciones por las que se acusa están «vinculadas a los delitos más graves, que son los de malversación», los cuales actúan como «dique de contención de la prescripción». Además, ha destacado la tramitación realizada en el juzgado de instrucción.

Ha subrayado la labor del Tribunal de Cuentas que «permitió que mediante el control externo del Ayuntamiento de Marbella se pudiera analizar la situación verdaderamente caótica y al margen de la ley que sufría». La previsión de la Sección Tercera de la Audiencia es que las defensas, empezando por la de Del Nido, comiencen los informes finales el día 9 de junio.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído