ETA. La Audiencia Nacional juzga mañana al etarra Manex Castro por un atentado frustrado contra la Ertzaintza

La Sección Tercera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional juzgará mañana, miércoles, al etarra Manex Castro por participar presuntamente en el atentado perpetrado en enero de 2009 contra un repetidor de Hernani (Guipúzcoa), una acción en la que los terroristas colocaron dos bombas-trampa con la intención de asesinar a los agentes de la Ertzaintza que acudieran al lugar de los hechos.

El fiscal encargado del caso, Miguel Ángel Carballo, pedirá un total de 386 años de prisión para Castro, al atribuirle 24 delitos de asesinato terrorista en grado de tentativa, así como delitos de pertenencia a organización terrorista, daños y tenencia y fabricación de explosivos.

El representante del Ministerio Público asegura en su escrito de acusación que Castro y los etarras Joanes Larretxea, Iurgi Garitagoitia, Beinat Aguinagalde y Ugaitz Errazkin �algunos de los cuales llegaron posteriormente a la cúpula de ETA- confeccionaron el 16 de enero de 2009 tres mochilas-bomba. Los artefactos fueron elaborados en el domicilio que la madre del acusado tiene en la localidad guipuzcoana de Hernani.

Los terroristas colocaron las mochilas en los alrededores del repetidor de televisión y teléfono situado en el barrio de Santa Bárbara de Hernani. Una de las bombas fue programada con temporizador y explotó a las 1.02 horas de la madrugada del 17 de enero.

Las otras dos mochilas-bomba fueron colocadas a modo de trampa entre la vegetación del único camino de acceso, a escasos metros del repetidor, �con la esperanza de que acudiera la Ertzaintza al lugar de los hechos� tras la explosión del primer artefacto. Los etarras interconectaron ambas bombas con un sedal.

Dos agentes de la Policía Autónoma Vasca de Hernani acudieron al repetidor minutos después de la explosión, pero no accionaron las bombas-trampa. Lo mismo sucedió con los otros ertzainas (21 efectivos) y con el operario de Retevisión que acudieron a lo largo de las siguientes horas al lugar de los hechos.

Finalmente, sobre las 9.48 horas del 17 de enero los agentes hallaron las dos bombas-trampa y fueron desactivadas por los artificieros de la Ertzaintza.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído