El TS revisa la condena a un hombre que asesinó a un amigo de un tiro en la nuca en 2007 en Tarragona

El Tribunal Supremo celebrará este martes una vista pública para revisar la condena de 25 años de cárcel que la Audiencia Provincial de Tarragona impuso en marzo de 2010 a Antonio José L.A. por asesinar a un amigo de un tiro en la nuca y después incendiar su coche en una urbanización despoblada del municipio de Montsià de Alcanar.

Tras analizar los recursos de casación presentados contra esta resolución, la Sala Segunda del alto tribunal dictará una sentencia de la que será ponente el magistrado Julián Sánchez Melgar, han informado fuentes jurídicas.

La sentencia de instancia impuso al condenado la obligación de indemnizar a la pareja y el hijo de la víctima con 180.000 euros, al tiempo que estableció una pena de seis años de cárcel para otro acusado, Juan Manuel C.G., por encubrir el delito y tenencia ilícita de armas. El tercer procesado fue absuelto.

Los hechos ocurrieron la noche del 27 de julio de 2007 cuando el procesado llamó a la víctima, Ignacio G., y ambos, junto a otras personas acudieron a un local de Sant Carles de la Ràpita.

Sobre medianoche se dirigieron a una urbanización despoblada ubicada en Montsià de Alcanar, y Antonio José L.A. y la víctima se adentraron entre los árboles con una motocicleta, mientras otras dos personas se quedaban en los coches.

CRIMEN POR LA ESPALDA

El jurado consideró probado que una vez allí el procesado, que tenía una pistola sin licencia, disparó por la espalda a Ignacio G., que murió en el acto.

Antonio José volvió «solo, nervioso y apresuradamente» hacía los coches, donde estaban los otros dos amigos y les indicó que le siguieran.

Después prendió fuego al coche en el que había llegado la víctima y volvió a su casa, en Caspe. A la mañana siguiente una vecina encontró el cuerpo sin vida de la víctima en el interior de una finca de olivos. El 4 de septiembre fue hallada la pistola en una papelera del Puerto Deportivo de Tarragona.

No obstante, el jurado no consideró probado, tal y como pedía la defensa del acusado, la eximente de intoxicación que alegó la defensa de Antonio José L.A., al que se impuso la obligación de pagar 8.770 euros por los daños materiales causados en el vehículo.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído