(Ampliación) El vicepresidente y dos magistrados del TC presentan su dimisión

El vicepresidente del Tribunal Constitucional, Eugeni Gay, y los magistrados Javier Delgado y Elisa Pérez Vera han presentado su renuncia como miembros de la institución en la que es la primera vez en la historia que se produce una dimisión de este tipo, cuyo objetivo sería forzar a los partidos políticos a llevar a cabo la retrasada renovación del órgano.

Estos tres magistrados �Gay y Vera designados por el PSOE y Delgado elegido a propuesta del PP-, cuyo mandato caducó hace ocho meses, han presentado un escrito en el que anuncian su renuncia al entender que han cumplido de sobra con el mandato de nueve años que establece la Constitución.

El Tribunal Constitucional ha emitido un comunicado en el que señala que el motivo aducido por estos tres magistrados esta contemplado como �causa de cese�. Los cesantes anunciaron a sus compañeros su intención de dimitir en el pleno celebrado el pasado martes y presentaron por escrito su renuncia entre el viernes y esta mañana.

Gay, Delgado y Vera son los tres magistrados cuyo andadura en el Constitucional debería haber finalizado en noviembre de 2010 pero que permanecen en funciones en sus puestos por el retraso del Congreso de los Diputados en designar a sus sucesores. La Cámara Baja también debería haber designado desde hace dos años al sustituto de Roberto García Calvo, fallecido en mayo 2008.

A pesar de estos retrasos, todo parecía apuntar a que estos cuatro nombramientos no se iban a producir hasta la próxima legislatura. Es la primera vez en los 30 años de historia del Constitucional que se produce una dimisión.

DECISIÓN DEL PRESIDENTE

Para hacer efectiva la renuncia, la dimisión de los tres magistrados debe ser aprobada por el presidente del Tribunal Constitucional, Pascual Sala. El artículo 23 de la Ley Orgánica del TC atribuye específicamente al presidente el decretar los ceses de los magistrados.

El comunicado emitido hoy especifica que Sala �se pronunciará a la mayor brevedad� pero no sin antes realizar una �evaluación de las condiciones que aseguren el más completo y correcto funcionamiento del Tribunal Constitucional�.

De aceptar su dimisión, el Constitucional se quedaría con tan sólo ocho magistrados, el mínimo legal �el quórum mínimo- para que el tribunal pueda seguir funcionando. El tribunal quedaría formado por cinco magistrados �progresistas� �Pascual Sala, Luis Ignacio Ortega, Adela Asúa, Pablo Pérez Tremps y Manuel Aragón- y tres �conservadores� �Francisco José Hernando, Francisco Pérez de los Cobos y Ramón Rodríguez-Arribas-.

Gay y Verá votaron el pasado 6 de mayo junto a la mayoría a favor de permitir que Bildu pudiese presentarse a las elecciones, mientras que Delgado votó en contra.

RETRASOS

La última renovación del Constitucional se produjo en enero pasado, con casi cuatro años de retraso, lo que produjo un gran malestar en el seno de la institución. El Senado designó en aquella ocasión a los sustitutos de la antigua presidenta María Emilia Casas y de los magistrados Vicente Conde, Guillermo Jiménez y Jorge Rodríguez-Zapata, quienes deberían haber abandonado el tribunal en diciembre de 2007. Los partidos políticos designaron como nuevos miembros de la institución a los magistrados Luis Ignacio Ortega, Adela Asúa, Francisco José Hernando y Francisco Pérez de los Cobos.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído