Garitano aprovecha la fiesta de Loyola para defender a los presos de ETA

Garitano aprovecha la fiesta de Loyola para defender a los presos de ETA
. EFE/Archivo

El diputado general de Gipuzkoa, Martín Garitano, no ha acudido hoy a la tradicional misa que se celebra en la basílica de Loyola para conmemorar la festividad de San Ignacio, aunque sí ha aprovechado su presencia en Azpeitia para defender a los presos de ETA y pedir el fin de su dispersión.

Garitano, acompañado por otros diputados guipuzcoanos de Bildu y por la presidenta de las Juntas Generales, Lohitzune Txarola, se ha trasladado hoy a Azpeitia para tomar parte en el tradicional acto que se celebra frente al Ayuntamiento y la posterior comitiva de autoridades que va hasta la basílica de Loyola, donde ha tenido lugar una misa oficiada por el obispo donostiarra, Jose Ignacio Munilla, a la que los integrantes del gobierno foral no han asistido.

Frente al templo, como otros años, se han congregado un centenar de familiares de presos de ETA, que coreaban consignas a favor de los reclusos y que han sido saludados por el diputado general y el alcalde del municipio, Eneko Etxeberria (Bildu), quienes han sido recibidos entre vítores y aplausos por los manifestantes.

El resto de autoridades, encabezadas por la consejera vasca de Educación, Isabel Celaá, sí han acudido a la misa, en la que Munilla ha pedido a ETA que exprese su «arrepentimiento».

Mientras se celebraba la misa, Garitano ha pedido, en declaraciones a los periodistas, «la inmediata derogación de la doctrina Parot, que es la cadena perpetua, el fin de la dispersión, la puesta en libertad de los presos que están enfermos y de aquellos que estén en condiciones de alcanzar la libertad condicional».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído