La Audiencia condena a 25 años de cárcel al etarra Beobide por atentar contra intereses turísticos en Cantabria

La Sección Segunda de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ha condenado a 25 años de cárcel al etarra Ibai Beobide como uno de los autores materiales de los cuatro atentados con bomba que tuvieron lugar el 20 de julio de 2008 contra intereses turísticos de las localidades cántabras de Laredo y Noja.

Los magistrados de la Sección Segunda de lo Penal, presididos por Fernando García Nicolás, han encontrado a Beobide culpable de un delito continuado de estragos terroristas. La fiscal encargada del caso, Rosana Lledó, solicitó 60 años de cárcel para el etarra al atribuirle cuatro delitos de estragos terroristas, una penalidad que no ha sido compartida por el tribunal.

La sentencia hecha pública hoy señala que Beobide, integrado en ETA desde el 2007, creó el �comando Basaku�, que él mismo lideraba. El tribunal considera probado que en julio de 2008, tras abastecerse de material en Francia, el grupo terrorista preparó cuatro bombas de entre dos y tres kilos de explosivo cada una.

Beobide y otros dos etarras, en situación de rebeldía, se dirigieron de noche a los municipios cántabros de Laredo y Noja. En esta última localidad, los terroristas enterraron una bomba en la playa y colocaron otro artefacto en el campo de golf de la localidad.

Los etarras colocaron otra de las bombas bajo una caseta de vigilancia de la playa de Laredo y enterraron el cuarto artefacto en una zona de dunas de la localidad.

Los explosivos se programaron para estallar el 20 de julio de 2008. Ese día, Beobide y otro de los miembros del comando se dirigieron a Sopelana (Vizcaya), donde, desde una cabina telefónica, alertaron de la colocación de las bombas al parque de Bomberos del Valle de Trapaga. La Guardia Civil desalojó entonces tanto las playas como el campo de Golf de Noja.

DOS MUJERES HERIDAS

La primera bomba en explotar fue la colocada en la zona de dunas de la playa de Laredo, cuya deflagración tuvo lugar a las 12.30 horas. Entre las 12.50 y las 14.50 horas estallaron el resto de artefactos. La explosión de la bomba colocada en el campo de Golf de Noja hirió a una señora mayor y a una mujer embarazada.

Los magistrados de la Audiencia Nacional destacan la �abundantísima prueba existente� contra Beobide, entre ella la declaración prestada por el etarra ante la Guardia Civil tras su detención en febrero de 2010, cuando circulaba en bicicleta entre las localidades guipuzcoanas de Asteasu y Villabona.

�El acusado reconoce expresamente y narra pormenorizadamente los hechos con unos detalles de imposible referencia de no ser absolutamente ciertos, incluidos los croquis de los zulos�, destaca el tribunal en su sentencia.

La Sala descarta que la declaración de Beobide fuera obtenida mediante torturas o coacciones, tal y como alegó la defensa del terrorista.

Los magistrados aseguran en la resolución que �sólo la rápida y efectiva labor de los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado evitó resultados mas graves�.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Luis Balcarce

Desde 2007 es Jefe de Redacción de Periodista Digital, uno de los diez digitales más leídos de España.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído