Condenados tres etarras en Francia a penas de entre 7 y 9 años

Condenados tres etarras en Francia a penas de entre 7 y 9 años

Fotografía de los tres presuntos etarras detenidos ayer en el País Vasco francés, (de izda a dcha) José Antonio Aranibar Almandoz, Ekaitz Agirre Goñi y Ángel Cardaño Reoyo. EFE

EFE/Archivo

Francia condenó hoy a nueve años de cárcel al etarra Joseba Araníbar, «Basurde», e impuso penas de ocho y siete años, respectivamente, a Ekaitz Aguirre Goñi y a Ángel Cardaño Reoyo, otros dos miembros del aparato militar que fueron arrestados junto a aquel en julio de 2007 en el País Vasco francés.

El Tribunal Correccional de París, que también dictó la expulsión definitiva de Francia cuando salgan de prisión, fijó así para Aguirre y Cardaño condenas superiores a las de siete y seis años que había solicitado la Fiscalía en el juicio celebrado el pasado 13 de diciembre.

Los jueces coincidieron con la petición del Ministerio Público en la pena de Araníbar y también en considerar a los tres culpables de todos los delitos por los que habían comparecido ante el tribunal.

Entre esos delitos figuran los de pertenencia a una organización terrorista, tenencia y transporte de explosivos, uso de documentación falsa y receptación de bienes robados en banda.

De hecho, la fiscal antiterrorista Juliette Le Borgne había precisado que cuando fue arrestado el 2 de julio de 2007 en Saint Jean Pied de Port, localidad fronteriza con España, este grupo perteneciente al comando «Elurra» de ETA liderado por «Basurde» preparaba a muy corto plazo un atentado contra un cuartel de la Guardia Civil.

En el coche en el que viajaban se encontró material con el que, según la acusación, se podían fabricar 236 kilos de mezcla explosiva, así como armas, munición, matrículas falsas, documentos de identidad franceses, españoles y portugueses, material informático y fotográfico y más de 5.000 euros en metálico.

Araníbar (nacido en Vera de Bidasoa en 1979) había pasado a la clandestinidad en 2003 y tiene cuentas pendientes con la Justicia española, que lo reclama en particular como supuesto organizador, junto al entonces jefe militar de ETA, Garikoitz Aspiazu Rubina, «Txeroki», del atentado contra el aeropuerto madrileño de Barajas el 30 de diciembre de 2006, que causó la muerte a dos personas.

La eventual entrega a España para ser juzgado por esos hechos es objeto de un procedimiento ante el Tribunal de Apelación de París, que desde el pasado mes de octubre ha aplazado la tramitación de la euroorden.

La congelación del tramitación de este mandato europeo de la Audiencia Nacional de Madrid -Francia ya ha aprobado otros dos contra «Basurde»- la decidió el Tribunal de Apelación de París mientras esperaba una sentencia definitiva del Supremo español sobre el caso de cuatro guardias civiles acusados de torturar a los etarras Igor Portu y Mattin Sarasola, autores materiales del atentado de Barajas.

Desde entonces, y pese a la absolución de los guardias civiles que habían sido condenados en primera instancia, el procedimiento para esa euroorden sigue parado y no se ha hecho pública ninguna fecha para su reanudación.

Por otro lado, los tribunales franceses han dado luz verde a dos órdenes de arresto lanzadas por la Justicia española contra Aguirre (San Sebastián, 1981) y una contra Cardaño (Bilbao, 1979).

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído