Buscan en pozos cerca del Guadalquivir pistas sobre el paradero de los dos niños desaparecidos en Córdoba

Agentes de la Unidad de Subsuelo de la Policía Nacional, acompañados de la Unidad de Delincuencia Especializada de Violencia (UDEV), han retomado la búsqueda de los dos niños desaparecidos en Córdoba, Ruth y José, hace más de cien días, centrándose en pozos cercanos al río Guadalquivir a su paso por la capital cordobesa.

Así lo han confirmado a Europa Press fuentes cercanas al caso, que han precisado que las labores se localizan en diversos pozos ubicados en varias urbanizaciones cercanas al río Guadalquivir, concretamente algunos de ellos se sitúan junto a la parcela de Las Quemadillas, en la que el padre estuvo con los niños momentos antes de denunciar la supuesta desaparición.

Este nuevo rastreo se produce después de que este jueves los agentes retomaran la investigación física con efectivos del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS), que con una zodiac rastrearon el río, por segunda ocasión desde que desaparecieron, justo enfrente de la parcela de los abuelos paternos de los niños y cerca de la autovía A-4.

En concreto, la investigación en las últimas semanas se ha realizado en días alternos y en áreas aledañas a la parcela de Las Quemadillas, si bien han concluido sin éxito tras registrar pozos, colectores de aguas residuales o descampados, entre otras zonas.

Mientras tanto, y en declaraciones a Europa Press, el fiscal jefe, José Antonio Martín-Caro, ha anunciado que los indicios que existían cuando se pidió la prisión preventiva para el progenitor, José Bretón, el 21 de octubre, y que luego la Audiencia confirmó en un recurso, «se siguen manteniendo y además hay algún otro nuevo», todo ello para acusarle de un delito de detención ilegal cualificada por desaparición de menores y por otro de simulación de delito.

Con estos nuevos indicios, la postura de la Fiscalía si se solicita la libertad de Bretón «va a seguir siendo la de mantener la petición de prisión hasta el momento del juicio», afirma Martín-Caro, quien aclara que «hay más indicios, pero sobre los mismos delitos».

En cuanto a la defensa del padre, su abogado, José María Sánchez de Puerta, ha criticado este miércoles que el secreto de sumario, que está previsto que se levante el próximo 25 de enero, crea «una indefensión muy grande», por lo que espera conocer los indicios a los que se refiere el fiscal jefe para saber si se clarifican «muchas cosas».

CIEN DIAS SIN RESULTADOS

Desde hace más de cien días, que supuestamente desaparecieron los niños en el Parque Cruz Conde de Córdoba, el 8 de octubre, los agentes han concluido sin éxito la búsqueda de pistas registrando pozos, alcantarillas y colectores de aguas residuales entre el río Guadalquivir y el Parque Cruz Conde, así como cerca de la parcela de los abuelos paternos, que se ha rastreado en diversas ocasiones, al igual que los alrededores de la misma, varias graveras y el río Guadalquivir, en todos los casos sin resultados sobre el paradero de los menores.

Por su parte, la Organización Internacional de Policía Criminal (ICPO-Interpol) difunde en su web las fotos de los dos niños, junto con una ficha que reúne las características físicas de los pequeños, que también se une a la pegada de carteles que lleva a cabo la familia materna y que ha extendido a Portugal.

Cabe destacar que la familia materna está personada en la causa abierta por el Juzgado de Instrucción número 4, mientras que familiares paternos de los pequeños ratificaron ante el juez la versión de los hechos que defiende el padre sobre la desaparición y creen que Ruth y José están vivos.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído