El Gobierno crea una comisión para investigar la actuación de las Fuerzas Armadas en la guerra civil

El ministro de Defensa de El Salvador, José Atilio Benítez, ha anunciado este miércoles que el Gobierno ha formado una comisión cívico-militar que se encargará de investigar la actuación de las Fuerzas Armadas durante la guerra civil (1980-1992).

Benítez ha explicado que la comisión estará formada por miembros del Consejo Académico de la Escuela Militar, una institución que es fruto de los acuerdos de paz firmados hace 20 años para poner fin al conflicto armado. Entre ellos habrá militares de carrera, historiadores y juristas.

Su cometido será estudiar la actuación de las Fuerzas Armadas durante la guerra civil, ya que se sospecha que los militares son responsables de gran parte de los crímenes que se cometieron en este periodo, según informa el diario ‘La Prensa Gráfica’.

Si bien, Benítez ha indicado que la comisión también se encargará de revisar el nombre de algunas instituciones militares, así como los textos que se estudian en las academias militares del país, «para que no se califique de héroes a los altos cargos vinculados a graves violaciones a Derechos Humanos».

En concreto, ha adelantado que se revisara el nombre de la Tercera Brigada de Infantería, asociada al teniente coronel Domingo Monterrosa Barrios, a quien el presidente, Mauricio Funes, ha acusado de comandar al grupo de militares que mató a más de 900 personas en el departamento de Morazán (este) en diciembre de 1981.

A pesar de ello, ha defendido la nomenclatura de la Tercera Brigada de Infantería. «En esa época era razonable, no solo para la Fuerza Armada, sino también para la misma población, que lo pedía porque le veía como un héroe, y muchos lo seguimos viendo así porque dio su vida por defender al país», ha señalado.

El ministro de Defensa ha explicado que la formación de esta comisión es una petición expresa del presidente salvadoreño, por lo que le serán entregadas las conclusiones de la investigación para que decida qué hacer.

Interrogado por la prensa sobre la acogida que la decisión de Funes ha tenido entre las Fuerzas Armadas, Benítez ha contestado: «No puedo garantizar que los 20,000 (militares) estén totalmente de acuerdo, pudiera haber algunos mandos molestos», ha apuntado.

No obstante, ha considerado que la revisión de la historia que va a llevar a cabo la comisión es «positiva» para el proceso de reconciliación nacional. «Hay una serie de aspectos que solo hemos oído de un bando. Habría que oír al otro bando y comparar las dos versiones», ha indicado.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído