El Supremo revisa hoy la condena a Tasio Erkizia por participar en un homenaje a «Argala» en 2008

El Tribunal Supremo celebrará este miércoles una vista pública para revisar la condena a un año de cárcel que impuso la Audiencia Nacional al dirigente de Herri Batasuna (HB) Tasio Erkizia por un delito de enaltecimiento del terrorismo cometido durante su participación en un homenaje al etarra José Miguel Beñaran, ‘Argala’, celebrado en Arrigorriaga (Vizcaya) en 2008.

La Sala de lo Penal dictará una sentencia sobre esta causa de la que será ponente el magistrado Francisco Monterde. El alto tribunal deliberará sobre la condena acordada el pasado mayo que consideraba probado que Erkizia participó voluntariamente en un acto en el que se expresaron «claras muestras de veneración y respeto» hacia el terrorista «con motivo del trigésimo aniversario de su fallecimiento».

La Audiencia Nacional aplicó la atenuante de dilaciones indebidas porque el procedimiento estuvo paralizado durante seis meses y subrayó que Erkizia «se prestó voluntariamente a participar como protagonista en un acto que era un claro homenaje a un terrorista, condición que no se pierde por haber sido a su vez víctima de otros delincuentes que lo asesinaron».

Aquella sentencia, de la que fue ponente el juez Javier Gómez Bermúdez, indicaba que la convocatoria se desarrolló «a su vista, ciencia y paciencia» y que «siempre giró en torno a la rendición de honores, loa y elogio de ‘Argala'», por lo que «no es razonable ni creíble la explicación de que se trataba sólo de un recordatorio dentro de un acto político», como argumentó Erkizia durante el juicio.

«Es más, si el acusado se hubiera limitado a pronunciar un discurso estrictamente político en defensa de la independencia del País Vasco y el socialismo, su conducta no sería reprochable pues España es una democracia tolerante, no militante», explicó Gómez Bermúdez.

La sentencia añadía que el sistema democrático «no exige la adhesión a los postulados constitucionales sino que se puede defender cualquier idea –incluso el cambio de la estructura del Estado, de la forma política o la secesión de éste– siempre que se haga por medios democráticos –lo que excluye radicalmente la violencia– y no se vulneren o lesionen los derechos fundamentales».

Para la Audiencia Nacional, el dirigente de HB, «con ambigüedad calculada», pedía «una reflexión (para) escoger el camino más idóneo, el camino que más daño le haga al Estado que conduzca a este pueblo a un nuevo escenario democrático, terminando su discurso con el grito de ‘¡Gora Argala!’, ante cuya fotografía había depositado un clavel rojo».

Erkizia aseguró durante la vista oral que no tuvo intención de ensalzar la figura del terrorista sino que colocó una flor delante una fotografía de grandes dimensiones que presidía el escenario, con el objetivo de tener un «recuerdo» para «una persona jovial» a la que conoció durante su etapa universitaria y que era miembro de «una familia amiga».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Irene Ramirez

Irene Ramirez. Responsable de campañas en Grand Step. Fue redactora de Periodista Digital entre 2012 y 2013.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído