"Ya había presentado problemas de absentismo otros años"

Tres meses de prisión por las faltas de su hija al colegio

Las ausencias de la menor eran conocidas y permitidas por sus progenitores

Tres meses de prisión por las faltas de su hija al colegio
Escolares. EP.

El Juzgado de lo Penal número 2 de Santander ha condenado a tres meses de prisión a los padres de una menor de trece años por las numerosas faltas de asistencia a clase injustificadas que tuvo esta niña en el curso 2008-2009.

De hecho, según la denuncia de la Comisión de Absentismo Escolar del Gobierno regional, durante el curso 2008-2009 esta menor se encontraba desescolarizada. Los padres han reconocido los hechos y se han conformado con la petición de condena que solicitaba la Fiscalía por un delito de abandono de familia.

La sentencia destaca en sus hechos probados que los padres, «a sabiendas» de que su hija menor de edad estuvo matriculada en varios centros escolares «con numerosas faltas de asistencia injustificadas», han permitido que continuase con esa actitud. El fallo resalta que de este modo estas personas incumplieron «los deberes que como padres les corresponden» con su hija.

Por este motivo, el juez condena a los padres a tres meses de cárcel por un delito de abandono de familia, en su modalidad de incumplimiento de los deberes relativos a la patria potestad. El procedimiento judicial se inició a raíz de la denuncia que presentó ante la Fiscalía la Comisión Técnica Regional de Absentismo Escolar de la Consejería de Educación.

Este departamento del Servicio de Inspección Educativa constató que la menor se encontraba desescolarizada durante el curso 2008-2009, por lo que citó a los padres en diversas ocasiones para reconducir la situación, informa el Tribunal Superior de Justicia en una nota de prensa. Pero, ante la incomparecencia de los progenitores, la Comisión de Absentismo se dirigió a la Fiscalía, que en su escrito de calificación de los hechos explicaba que la menor «ya había presentado problemas de absentismo otros años». «Ni el curso pasado ni el actual (el escrito es de abril de 2010) ha acudido a clase a pesar de estar matriculada y estar en edad de escolaridad obligatoria, realizando dicho absentismo severo con conocimiento y complicidad de sus padres», añadía el Ministerio Fiscal.

Autor

Irene Ramirez

Irene Ramirez. Responsable de campañas en Grand Step. Fue redactora de Periodista Digital entre 2012 y 2013.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído