También han arrestado a otros dos por atentado a la autoridad

[Video] La Ertzaintza detiene a la etarra Alkorta en Ondarroa pese al ‘muro humano’ abertzale

En el puente de Ondarroa estaban los dirigentes de la izquierda abertzale Laura Mintegi, Maribi Ugarteburu y Unai Urruzuno

Alkorta está condenada a cinco años de cárcel por el Tribunal Supremo por ayudar a un comando de ETA

La Ertzaintza ha detenido este miércoles 15 mayo 2013 a la colaboradora de ETA Urtza Alkorta tras el desalojo del puente del municipio vizcaíno de Ondarroa donde había unos 400 simpatizantes de la izquierda abertzale arropándola para evitar su arresto. Hace una semana un ‘muro humano’ similar, pero en un parque, evitó su detención.

Alkorta, que se encontraba en medio del puente, ha sido detenida en torno a las 10.00 horas y conducida a una de las furgonetas del de la Ertzaintza, que ha abandonado el municipio vizcaíno.

El arresto ha tenido lugar después de tres horas de dispositivo de la policía autónoma vasca, que se ha saldado sin enfrentamientos, aunque se han practicado dos detenciones por atentado contra agentes de la seguridad, según ha informado a Europa Press el Departamento de Seguridad.

La Policía vasca abrirá diligencias a otros ocho integrantes del ‘muro humano’ por negativa a identificarse.

Alkorta ha sido arrestada en medio de gritos de «Urtza, el pueblo contigo», «Democracia» y «Jotake irabazi arte» (dando fuerte hasta ganar).

Antes de ser detenida, la militante de la izquierda abertzale, con los brazos en alto, ha recriminado a los agentes: «La vuestra es la violencia».

En el momento del arresto, aún quedaba un grupo de concentrados en el puente.

Cuando la Ertzaintza ha comenzado a replegar sus unidades de la zona, se han reproducido los momentos de tensión y los simpatizantes de la izquierda abertzale les han increpado con frases como «fuera, dejadnos en paz».

Desalojo del puente uno a uno

El operativo policial, en el que han participado varias decenas de agentes, se ha desarrollado con numerosos forcejeos por parte de los concentrados cuando los han ido desalojando uno a uno.

Entre las personas que han estado en las proximidades de la pasarela para expresar su solidaridad con Alkorta, se encontraban la portavoz de EH Bildu en el Parlamento Vasco, Laura Mintegi, y los parlamentarios de esta coalición, Maribi Ugarteburu y Unai Urruzuno.

Ugarteburu también ha tenido un rifirrafe verbal con uno de los ertzainas, quien, ante los reproches de la parlamentaria, le ha advertido mientras esta le enseñaba su acreditación de diputada: «Me da igual lo que sea usted, la próxima vez viene detenida».

El despliegue de la Ertzaintza comenzó poco antes de las 07.00 horas, cuando una treintena de furgonetas de la Policía vasca llegó al municipio costero vizcaíno, ya cerca de Gipuzkoa, donde gobierna Bildu con mayoría absoluta.

Ante la llegada de los vehículos de la policía, Alkorta y el ‘muro popular’ que la respaldaba, integrado por unas 400 personas, se han refugiado en el puente que cruza la ría del municipio.

Los agentes se han desplegado en la zona aledaña de la Alameda, donde comenzó el encierro de Alkorta y sus seguidores el pasado viernes.

Condenada a cinco años por colaborar con un comando de ETA

Tras acordonar el lugar, un mando de la Ertzaintza ha avisado a los participantes en la concentración de que se iba a proceder al arresto de Alkorta en cumplimiento de la orden de busca y captura dictada por la Audiencia Nacional, ya que sobre ella pesa una condena a cinco años de cárcel por el Tribunal Supremo por ayudar a un comando de ETA.

«Todos los que deseen abandonar la concentración pueden hacerlo libremente. Quien no lo haga puede incurrir en responsabilidades penales o administrativas», ha advertido el oficial de la policía autónoma vasca.

Al estar abarrotado de gente, la Ertzainta también ha avisado del posible riesgo de que se pudiera caer el puente peatonal de hierro, de unos 50 metros de longitud y unos cuatro de ancho.

Antes del desalojo, los concentrados han proferido gritos en euskera a la Ertzaintza como «No vais a pasar», «Con la lucha seguimos adelante», «Esta la paga el PNV» o «Urtza, el pueblo está contigo».

Sin necesidad de cargar, los agentes han desalojado primero a las personas que estaban en el interior de la carpa que se montó este martes cerca de uno de los accesos del puente.

A las 08.00 horas, bajo la lluvia, han empezado a desalojar una a una a las personas que estaban en los accesos del puente, a lo que la gente ha respondido con gritos de «Matones» y «PNV, txakurrak» (perros).

También han reiterado sus insultos a la Ertzaintza, a la que le han gritado «Vosotros matásteis a Iñigo Cabacas», el aficionado del Athletic que murió hace un año por el impacto de una pelota de goma.

Algunos de los concentrados han opuesto resistencia y han tenido que ser evacuados a rastras o en volandas.

El operativo policial, que ha incluido dos zodiac que han custodiado el puente desde la ría, se ha desarrollado de forma similar al que se llevó a cabo en el Boulevard de San Sebastián el pasado 19 de abril.

En aquella ocasión, tras diez días de acampada del colectivo de la izquierda abertzale, los agentes arrestaron a seis integrantes de Segi, la ya extinta organización juvenil ligada a ETA.

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído