El magistrado del caso Blesa se chulea, tras cumplir los 4 meses de sanción del CGPJ

El juez Elpidio Silva: «Si tirase de la manta el sistema no lo soportaría»

Fua apartado de su juzgado por dos faltas muy graves y una grave de retrasos, falta de motivación de sus resoluciones y de consideración a sus funcionarios

El juez del caso Blesa, Elpidio José Silva, ha amenazado este 12 de diciembre de 2013 con tirar de la manta «en cualquier momento» y dar a conocer a los ciudadanos el «relato completo» de las irregularidades cometidas «durante los últimos 15 años en determinadas cajas de ahorro» y las alianzas que tuvieron lugar entre «corruptos» y «determinados elementos de la casta política»:

«El sistema no lo soportaría».

En una rueda de prensa celebrada en la sede de Servimedia, Silva comparó el proceso al que está siendo sometido por presunta prevaricación en su investigación contra el expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa con «los procesos judiciales en la Alemania del Este».

«No ha sido un proceso limpio».

Además, ha defendido que el banquero «nunca debió haber quedado en libertad» ya que se ha podido producir un «riesgo espectacular y enorme» de destrucción de pruebas.

«Si la ciudadanía tuviera un relato completo de cómo en los últimos 15 años determinada caja de ahorros se ha gestionado, si supiera quienes han intervenido, cuáles han sido los protocolos y las formas de actuación, el sistema institucional no lo soportaría y el ciudadano comprobaría el tipo de alianzas que en un momento dado se pueden procudir entre los corruptos, determinados medios de comunicación, determinados elementos que forman parte de las instituciones y que están incardinados en la casta política».

RECIÉN TERMINADA LA SANCIÓN

El juez Elpidio regresó el pasado lunes a su despacho en el juzgado de Instrucción número 9 de Madrid tras concluir la sanción de 4 meses y 7 días de suspensión y multa de 600 euros que le impuso el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) el pasado mes de julio por dos faltas muy graves y una grave de retrasos, falta de motivación de sus resoluciones y de consideración a sus funcionarios, han informado a Europa Press fuentes jurídicas.

Las sanción respondía a la comisión por el juez Silva de dos faltas de carácter muy grave (una suspensión por 4 meses y otra por 7 días) y una grave, que conlleva multa, pero no supuso pérdida de destino.

En este periodo, Silva está siendo objeto de una investigación criminal en relación con la querella que presentó contra él la Fiscalía por irregularidades en la instrucción del denominado «caso Blesa» que costaron el ingreso en prisión del expresidente de Caja de Madrid por dos cortos periodos de tiempo.

La sanción que este lunes ha concluido, y que no tiene nada que ver con dicha causa, le fue impuesta por su «absoluta y manifiesta falta de motivación» de sus resoluciones -prevista en el artículo 417.15 de la Ley Orgánica del Poder Judicial (LOPJ)- y por retrasos en la tramitación de asuntos en su juzgado -artículo 417.9 de la misma Ley- mientras que la grave corresponde al artículo 418.5, que sanciona la falta de desconsideración al Ministerio Fiscal.

Silva acumula un nutrido historial disciplinario desde 1994, cuando fue suspendido tres meses de sus funciones por retrasos en su juzgado de entonces, el número 1 de Instrucción de San Roque, en Cádiz.

«PERRO LADRADOR…»

El juez ha retornado al despacho farruco y dispeusto a ‘comerse‘ el mundo:

«Considero que no es el momento, pero a partir de ahora cualquier momento puede ser el momento».

Tras amanezadar a tiros y troyanos ha recogido velas, alegando que hoy en día prefiere guardar silencio por «prudencia» pero que podría desvelar información conforme a su derecho de defensa y para «salvar» la causa penal.

Aprovechó para anunciar la queja que ha presentado ante la Fiscalía General del Estado solicitando la apertura de un expediente disciplinario contra el fiscal superior de Madrid, Manuel Moix, por las «mentiras» e «irregularidades» que recoge en la querella que ha presentado contra él.

Acompañado de sus abogados Cándido Conde-Pumpido y Gonzalo Boyé, el juez ha destacado que pedirá también auxilio a la Defensora del Pueblo, Soledad Becerril, y colgarán una iniciativa en Change.org para que se adhiera cualquier ciudadano que piense que el fiscal está actuando como un «auténtico abogado defensor» de Blesa.

CONVENCIDO DE SER LA SALVACIÓN DE ESPAÑA

Silva, que ha confesado que le «estimula» y «emociona» el apoyo ciudadano que ha recibido, ha denunciado que ha llegado ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid como «una persona culpable» y ha tenido que demostrar «punto por punto, frase por frase y prueba por prueba su inocencia».

«Es la primera vez en la historia judicial europea que el juez es sentado como imputado antes de que termine la instrucción por parte del Ministerio Fiscal».

Su defensa ha adelantado que recurrirá mañana su imputación por presunta prevaricación, retardo malicioso en la Administración de Justicia y dos delitos contra la libertad individual.

 

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído