Quiere preparar su defensa lo mejor posible con su abogado Miguel Roca, y no dejar nada al azar

La Infanta salta desde Ginebra a Barcelona para no darse de bruces con la Justicia

"No estará muy contenta" con la decisión de Castro, dijo su defensor cuando ésta aún estaba en paradero desconocido

La Infanta salta desde Ginebra a Barcelona para no darse de bruces con la Justicia

La infanta Cristina ya está en Barcelona para preparar su estrategia de defensa tras conocerse su imputación por parte del juez José Castro. La hija menor del Rey, a quien la decisión judicial soprendió en su despacho de Ginebra, ha viajado desde la ciudad suiza y ya se ha reunido con su abogado Miquel Roca.

En declaraciones a las puertas de su despacho este jueves 9 de diciembre por la tarde, al preguntársele si ya se ha encontrado con la hija del Rey, Roca se ha limitado a responder: «Sí, ya lo he hecho», aunque no ha concretado dónde ni cuándo.

Cuando se le preguntó el mismo día que se supo la imputación, Roca explicó que aún no había tenido tiempo de reunirse con ella, aunque a media mañana de ese martes sí había hablado ya con la Infanta.

Sobre el estado de ánimo de la también Duquesa de Palma, el abogado ha reiterado este jueves: «Como les digo siempre, no está satisfecha».

SIN NOTICIAS DE LA INFANTA

Desde que Castro emitió el auto en el que se recogía la imputación de la infanta el pasado martes, el paradero de ésta era desconocido.

El propio Roca, al ser preguntado el pasado miércoles por los periodistas, aseguraba intuir que la infanta «no estará muy contenta» con la decisión de Castro. El letrado, asimismo, reconocía que el día anterior, cuando se conoció el auto, habló con la hija del rey y que ésta le había asegurado querer «que se haga justicia»; no obstante, Roca aseveró que no era su cometido informar sobre el estado de ánimo de Cristina de Borbón.

En la conversación a la que alude Roca, el abogado informó a la infanta del contenido del auto del juez Castro en el que se acuerda citarla a declarar como imputada por fraude fiscal y blanqueo de capitales, auto en cuyo recurso está trabajando Roca y el cual deberá ser presentado antes de cinco días ante la Audiencia Provincial de Palma.

A quien tampoco han podido ver los periodistas que montan guardia en la casa de los duques de Palma en Ginebra ha sido a Iñaki Urdagarin. Aunque los duques pasaron la Navidad en España, estando el día 24 de diciembre en la Zarzuela y viajando al día siguiente a Vitoria, lo cierto es que, según el diario ‘El país’, no recibieron el año nuevo en suelo español.

EN GINEBRA…¿Y A SALVO?

La infanta y su esposo se encuentran instalados en la ciudad helvética de Ginebra gracias al trabajo de ella en La Caixa y en búsqueda de mayor privacidad desde que estallara todo el caso relacionado con Noós. El matromonio se encuentra instalado junto a sus cuatro hijos en un ático de lujo en la Rue des Granjes.

Mientras que la infanta y sus hijos tienen el carné de residentes en Suiza, Urdangarin sigue viviendo oficialmente en Barcelona. A pesar de ello, el duque de Palma reside la mayor parte de tiempo en Ginebra y sólo viaja a España para atender sus requerimientos judiciales.

 

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído