"La gestión de Blesa fue una tortura financiera a Caja Madrid"

El juez Elpidio: «Hay impunidad y corrupción, y el poder judicial está secuestrado»

"No estoy dispuesto a que se abuse del poder judicial, a que se pisotee el país"

Haré lo que tenga que hacer; esta situación se ha salido de los juzgados

El juez Elpidio José Silva se ha hecho un habitual de La Sexta Noche, donde estará otra vez en breve presentando un libro.

Este sábado, 11 de enero de 2014, acudió al plató a calentar el tema y para hablar sobre Miguel Blesa y el caso que instruía hasta que fuera apartado de la investigación.

La filtración de los correos del banquero está evidenciando los excesos de Miguel Blesa a nivel personal y laboral durante su etapa al frente de Caja Madrid, una forma de vivir y gestionar que terminó llevando a la quiebra una de las cajas más saneadas del país.

Elpidio Silva arrancó la entrevista como un toro saliendo de toriles y deslumbrado por el fulgor del sol en la plaza:

«España, como consecuencia de la impunidad de los corruptos, se está vendiendo a la baja. El país está pagando una prima de riesgo por impunidad judicial no valorada, que está haciendo que ahora mismo algunas entidades que se han intentado reflotar con 9.000 millones de euros se vendan por 1.000 millones. Esta pérdida de riqueza la ciudadanía ya no la aguanta».

Miguel Blesa tendrá que volver a declarar, esta vez ante el juez Toro, y será por la compra del banco de Florida.

«Es un imputado y lo que hay que investigar es por qué, durante cinco meses, en la causa Banco de Miami, no se hace nada ni se investiga nada».

Elpidio, que derrocha prepotencia por todos los poros y no cesa de lanzar veladas amenazas, considera que el fiscal Moix debe ser objeto de investigación profundamente:

«Todo lo que está pasando aquí es de una legalidad que no podemos soportar. Este señor ha formado una querella desatinada y sin sentido contra mí».

En este punto interviene el periodista Eduardo Inda, que pregunta al jurista si, dada su reciente prodigalidad en los medios de comunicación, tiene intención de comenzar una carrera política.

Y Elpidio entra al trapo:

«Durante 25 años toda la ciudadanía sabe que no he aparecido en un plató de televisión, pero no estoy dispuesto a que se abuse del poder judicial, a que se pisotee el país y a que se haga lo que se está haciendo. Haré lo que tenga que hacer. Esta situación se ha salido de los juzgados. Hay compañeros míos que serán señalados convenientemente».

Y volvió una y otra vez, como si recitara el rosario:

«Tenemos que pagar intereses por el rescate que no se van a poder pagar. España se está vendiendo a la baja y se está tirando como consecuencia de la impunidad de los productos. Y esta venta a la baja y pérdida de riqueza, la ciudadanía ya no la aguanta. Esto es lo grave».

«Hay una falta de confianza y falta de legitimidad en las instituciones; lo que está pasando es de una irregularidad que no podemos sorportar».

LA TORTURA FINANCIERA

La periodista Cristina Pardo recordó al juez que la última vez que estuvo en el plató, le preguntó si faltaba mucho por saber de los mails de Blesa.

Y que Silva le contestó con una metáfora, afirmando que todo lo conocido era un tráiler de la verdadera película. Entonces pregunta: «¿Se puede imputar algún delito más a Blesa a partir de estos correos que están apareciendo ahora?»

Esta vez, el exjuez del ‘Caso Blesa’ explicó que en el ámbito bancario, todo esto que se está comentando sobre los mails tiene que ver con «una pésima gestión».

«En cada uno de estos enunciados hay muchos protocolos, alertas y normas incumplidas. Hay un delito continuado durante mucho tiempo que se carga un icono de la ciudad de Madrid. El oso con la hucha ha desaparecido del mapa. La gestión continuada de Blesa constituye una tortura financiera a la entidad que ha terminado por cargársela».

El antiguo juez del ‘Caso Blesa’ fue apartado de su instrucción y está imputado mientras el banquero, presunto autor de prácticas delictivas continuadas al frente de Caja Madrid, parece contar con una especie de favor judicial que no termina de determinar su futuro.

Podría parecer que Miguel Blesa tiene amigos muy influyentes, y así lo pregunta Cristina Pardo.

Y él contesta:

«En el círculo de posibles imputados en el ‘Caso Blesa’ y el caso ‘Banco de Miami’ hay muchos imputados y obviamente el sistema no está funcionando correctamente».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído