El fiscal pide 30 años de inhabilitación para Elpidio Silva

El Tribunal Superior de Madrid sienta en el banquillo al juez del ‘caso Blesa’

Se acusa al dicharachero magistrado de prevaricación en la investigación del expresidente de Caja Madrid

Duelo de querellas entre jueces. El Tribunal Superior de Justicia de Madrid ha decidido abrir juicio oral contra el juez Elpidio José Silva por su actuación en el caso Blesa.

Los magistrados de la sala de lo civil y penal de la institución consideran que existen «claros» indicios de prevaricación cuando investigó al ex presidente de Caja Madrid Miguel Blesa y observan que existió una «situación obvia de abuso, que excede de meras infracciones administrativas».

A su vez, el juez Silva ha asegurado que presentará en el Tribunal Supremo una querella también por un presunto delito de prevaricación contra el magistrado Jesús Gavilán, por haberle condenado «de antemano» en «injustas» y «apresuradas» resoluciones dictadas contra él con el objetivo de apartarle de la Carrera Judicial.

Silva se enfrenta en el proceso del Tribunal de Justicia de Madrid a una pena máxima de 40 años de inhabilitación por presuntos delitos de prevaricación, retardo malicioso en la Administración de Justicia y contra la libertad individual de Blesa.

El fiscal Manuel Moix y las defensas de Blesa y el ex jefe de la patronal Gerardo Díaz Ferrán deben presentar escritos de acusación.

Tras hacerse pública la decisión del Tribunal contra Silva, el fiscal jefe de Madrid, Manuel Moix, ha anunciado que pedirá 30 años de inhabilitación por su proceder «absolutamente irregular y contrario a cualquier interpretación posible en Derecho».

En un escrito remitido a la Sala de lo Civil y Penal, añade que también solicitará que se le condene a la «pérdida definitiva del cargo que ostenta y de los honores que le son anejos» y a la incapacidad para obtener, mientras dure la condena, «cualquier empleo o cargo en el ámbito de la administración de justicia».

El fiscal argumenta que la reapertura del caso contra Blesa por el crédito a Marsans se hizo «con pleno conocimiento de la total carencia de cualquier tipo de fundamentación» y con la intención de «dar cobertura a una investigación prospectiva» prohibida por la ley al pasar de la causa inicial, el crédito a Marsans, a una instrucción judicial «general e innominada».

A modo de ejemplo recuerda que el juez justificó su decisión reproduciendo un artículo de Wikipedia, titulado «La crisis de Bankia y sus consecuencias -mayo 2012-«, que hacía referencia a hechos posteriores a los denunciados por Manos Limpias.

Moix también le acusa de haber adoptado medidas que afectaban a los derechos fundamentales a la intimidad y al secreto de las comunicaciones, como fue la de incautar los 8.777 correos de Blesa, mediante providencia y no con un auto motivado, como es preceptivo.

Junto a ello, le critica por haber retrasado deliberadamente algunas de sus resoluciones, en algunos casos hasta cinco meses, para poder abarcar así de modo «torticero» la investigación de la compra del City National Bank de Florida.

Otra de las irregularidades denunciadas es que abrió otra causa al abogado de Blesa por revelación de secretos y citó a Blesa como testigo, «lo que implicaba una vulneración clamorosa de los derechos que le correspondían por su condición de imputado» en otro procedimiento.

«Este proceder del acusado, absolutamente irregular y contrario a cualquier interpretación posible en Derecho,», fue lo que llevó a la Audiencia Provincial de Madrid a anular el caso, recuerda el fiscal.

Silva contra Gavilán

Por su parte, en la querella que Silva va a presentar contra el magistrado Jesús Gavilán, denuncia la «parcialidad» del magistrado del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, que ha instruido la querella que presentó en su contra la Fiscalía, a la que se adhirió el ex presidente de Caja Madrid Miguel Blesa y el ex jefe de la CEOE Gerardo Díaz Ferrán.

En su escrito, el juez Silva denuncia la «urgencia» y la «precipitación» que ha seguido la causa abierta en su contra. A su juicio, denota que es más importante expulsarle de la Carrera que averiguar la verdad de lo sucedido.

«Lo que se está atacando no es otra cosa que la independencia judicial de aquellos destinados legalmente a investigar a los poderosos», expone Silva, para criticar la «inusitada velocidad» que han seguido los trámites finales del proceso haciéndolos coincidir con su vuelta al juzgado.

Bankia se personará en el caso

El representante legal de Bankia ha trasladado este jueves al juez de instrucción de Madrid Juan Antonio Toro que aceptará el ofrecimiento de personarse como parte perjudicada en la causa abierta contra el expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa y siete antiguos directivos por la compra del City National Bank de Florida en 2008.

Ha precisado que esta personación se realizará una vez la propuesta sea aprobada por los órganos de gobierno del banco.

 

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leido