La defensa de Doña Cristina y la Fiscalía se intentarán agarrar a un clavo ardiendo

El juez Castro desarma la coartada de la Infanta Cristina y aun así el fiscal recurre el procesamiento

La pelota queda ahora en el tejado de la Audiencia Provincial, que ya "desimputó" a la hermana del Rey una vez

El juez Castro desarma la coartada de la Infanta Cristina y aun así el fiscal recurre el procesamiento
Cristina de Borbón con Iñaki Urdangarín. EP

Cristina de Borbón colaboró activamente con Iñaki Urdangarín en las irregularidades que se estaban cometiendo en el seno de la entidad Aizoon para lucrarse

Dejó caer Alberto Ruiz Gallardón en su primera valoración sobre el auto del juez Castro que contra él cabe recurso y bien sabía el ministro de Justicia por qué lo decía.

No sólo la defensa de la Infanta Cristina, encabezada por Miquel Roca, recurrirá.

También lo hará la Fiscalía Anticorrupción, en un último intento de evitar que la séptima en la línea de sucesión de la Corona española se enfrente a un juicio oral.

Fue el propio fiscal, Pedro Horrach, el que confirmó lo que era un recurso cantado. Y lo que es más sorprendente: lo hizo antes incluso de que el magistrado instructor del caso Nóos diera a conocer su decisión de mantener imputada a la hermana de Felipe VI.

Está acusada de blanqueo de capitales y como cooperadora necesaria de dos delitos fiscales.

«Sigue sin existir ningún elemento en contra», señaló Horrach, a pesar de los argumentos aportados por el juez Castro en su escrito.

Según este último:

«Cristina de Borbón colaboró activamente con Iñaki Urdangarín en las irregularidades que se estaban cometiendo en el seno de la entidad Aizoon para lucrarse».

«Hay sobrados indicios de que Doña Cristina de Borbón ha intervenido, de una parte, lucrándose en su propio beneficio y, de otra, facilitando los medios para que lo hiciera su marido, mediante la colaboración silenciosa de su 50% del capital social de Aizoon, de los fondos ilícitamente ingresados en la mercantil, procedentes de los lucrados por la Asociación Instituto Nóos a costa de las arcas públicas de las comunidades valenciana y balear».

Es más. Señala que «el olvido, la ignorancia o la derivación de responsabilidades a terceros» que hizo la infanta Cristina cuando declaró ante el juez y aseguró en más de 400 ocasiones que no recordaba los hechos por los que se le preguntaba, deben ser argumentos «desatendidos», porque estaba obligada a «conocer» lo que ocurría en su entorno.

Y otro tirón de orejas por su escasa colaboración con la Justicia:

«Ya no es que las preguntas que se le formularían fueran fácilmente adivinables, sino que una gran parte de las que se le llegaron a formular le debían resultar previamente conocidas pues no en balde el auto de 7 de enero de 2014 (…) venía de facto a representar un cuestionario de preguntas que indefectiblemente se le habrían de plantear y ni aun así fueron razonablemente contestadas».

No es la primera vez que la Fiscalía acude al rescate de la hija menor de Juan Carlos I.

Ya lo hizo en abril del año pasado, después de que el juez la imputara por primera vez. Entonces la Audiencia Provincial de Palma acabó desimputándola. ¿Qué hará ahora?

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído