Dice ahora que la niña había dormido con Rosario Porto cuando estaba drogada

Alfonso Basterra enseña los dientes: se lava las manos en el crimen de Asunta y carga de repente contra su exmujer

Ni la defensa ni la afectada esperaban esa inesperada reacción, reflejada en un escrito presentado ante el juzgado de instrucción

Alfonso Basterra enseña los dientes: se lava las manos en el crimen de Asunta y carga de repente contra su exmujer
Alfonso Basterra y Rosario Porto Captura

Asegura que la madre le contó que había dejado a la niña en el domicilio haciendo los deberes el día de su desaparición

Alfonso Basterra, el padre de Asunta, ha cambiado de estrategia y ahora carga contra Rosario Porto.

En el escrito presentado ante el juzgado de instrucción aduce que la niña había pernoctado con la madre cuando se encontraba indispuesta en los meses de julio y septiembre de 2013, fechas en las que testimonios de profesoras han alertado de que presentaba síntomas de haber podido ser drogada.

«ESTÁ HUNDIDA»

El abogado José Luis Gutiérrez Aranguren, que lleva la defensa de la madre de Asunta, ha reconocido que ni él ni su cliente esperaban la línea de defensa empleada por su ex marido, Gutiérrez Aranguren admite que «no esperaba ese escrito de defensa» y, tras haberse reunido este martes con Rosario Porto, apunta que ella «tampoco era lo que esperaba».

«En su estado de ánimo y físicamente apenas es perceptible un golpe más. Está hundida en todos los aspectos».

En su escrito de defensa, la abogada de Alfonso Basterra sostiene que Asunta había pernoctado en casa de su madre en las fechas en las que no acudió a clase en julio y septiembre de 2013 por hallarse indispuesta o que acudió estándolo, pero también apunta que

«no existe constancia médica o científica de que dichas indisposiciones estuvieran motivadas por la ingesta y/o administración de lorazepam».

Al respecto, Gutiérrez Aranguren niega que la niña hubiese pernoctado en casa de Rosario Porto en esas fechas y advierte que así «está documentado en las actuaciones».

Bajo su interpretación, Basterra busca «quitarse de en medio» y derivar hacia su exmujer, aunque no de una forma directa.

Otros argumentos

La defensa del padre de Asunta también aduce que él se encargaba de los recados domésticos y que por ello adquirió Orfidal «en tres ocasiones» en julio y en septiembre de 2013, pero que «entregaba las cajas de las medicinas a la señora Porto inmediatamnete a comprarlas» y que era ella quien «las guardaba y administraba en su propio domicilio».

En el escrito de defensa de Basterra, el padre adoptivo de Asunta también asegura que su exmujer le contó que había dejado a la niña en el domicilio haciendo los deberes el día de su desaparición y que

«mantuvo esa versión hasta días después del fallecimiento de su hija».

Al respecto, el padre de la niña sostiene que ésta salió de su casa el 21 de septiembre de 2013 «en perfecto estado», mientras que él permaneció en su domicilio «toda la tarde», aunque hay testigos que afirman haberlo visto en la calle con su hija.

En su escrito, Basterra asegura que «no acudió en todo ese día a la casa de Montouto», donde los investigadores sitúan el crimen de la niña, y que no tuvo noticia alguna de ella hasta que su madre lo llamó a las 21.35 horas de esa noche, «al regreso de ésta de la casa de Teo».

Además, agrega que en el intervalo horario hasta la 1.30 horas del 22 de septiembre de 2013, cuando fue descubierto el cadáver de Asunta, Basterra «no estuvo nunca solo el tiempo suficiente para poder desplazarse» a la pista donde fue encontrado. Por ello, solicita su «libre absolución».

Distintas direcciones

Para el abogado de Rosario Porto, este escrito «demuestra que las defensas no van en la misma dirección» y, aunque ha reconocido que no esperaba esta línea argumental, ha apuntado que si ella tuviera algún elemento contra su exmarido, ya se lo hubiese comentado y él lo hubiese presentado.

En cualquier caso, Gutiérrez Aranguren cree que en la instrucción «no existe ninguna prueba» contra Rosario Porto y argumenta que, si la hubiese, «ya la hubieran aportado». A su juicio, se están aportando elementos

«en base a especulaciones que ellos llaman indicios».

Por consiguiente, el próximo viernes, en la audiencia preliminar, reiterará la solicitud de pruebas que el juez le ha ido denegando y pedirá el sobreseimiento, aunque se muestra convencido de que el juez José Antonio Vázquez Taín decretará la apertura de juicio oral.

 

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído