Ricardo Salgado sale en libertad tras ser detenido por blanqueo de dinero

El expresidente del Banco Espírito Santo paga tres millones de fianza y aquí paz y después gloria

Dejó su cargo como máximo responsable de la institución hace apenas diez días por la crisis en que se haya envuelta la entidad

El expresidente del Banco Espírito Santo paga tres millones de fianza y aquí paz y después gloria
El expresidente del Banco Espírito Santo, Ricardo Salgado Agencias

Prestó declaraciones durante cerca de ocho horas ante el juez en Lisboa

El expresidente del Banco Espírito Santo (BES), Ricardo Salgado, quedó en libertad este jueves 24 de julio de 2014 tras pagar la fianza de tres millones de euros que le fue impuesta por la Justicia lusa, que lo acusa de delitos de fraude, abuso de confianza y falsificación y blanqueo de capitales.

Según informó la Fiscalía portuguesa, el Tribunal de Instrucción Criminal de Lisboa impuso como medidas de coacción la citada fianza, la prohibición de salir del país y de mantener contactos con «determinadas personas», sin dar más detalles.

Salgado fue detenido a primera hora por la Policía en su domicilio y prestó declaraciones durante cerca de ocho horas ante el juez en Lisboa por su supuesta implicación en el caso, de blanqueo de capitales, denominado «Monte Branco».

Salgado dejó su cargo como máximo responsable del banco hace apenas diez días, después de que la entidad financiera se viese afectada directamente por la crisis que atraviesa el Grupo Espírito Santo, al que pertenece.

Medios lusos informan de que la policía ya realizó este miércoles registros en varias entidades pertenecientes a esta sociedad -con intereses en la banca, los seguros, la agroalimentación, el turismo o la sanidad, entre otros-, y los vinculan con el arresto del expresidente del BES.
La investigación comenzó en 2011

Según el Ministerio Público luso, el caso se enmarca dentro de la llamada operación «Monte Blanco», iniciada en junio de 2011 y con la que se desmanteló una red de blanqueo de capitales con conexiones entre Portugal y Suiza.

De hecho, el propio Salgado ya fue llamado a declarar en diciembre de 2012 por ese asunto, aunque la Fiscalía emitió un mes después un comunicado en el que afirmaba que entonces no existían «fundamentos» para que Salgado fuese considerado sospechoso.

«No existe, dados los indicios hasta ahora recogidos, fundamento para imputarle la práctica de cualquier ilegalidad de naturaleza fiscal», señalaron desde este organismo. «Nunca evadí impuestos ni soy sospechoso, ni de eso ni de cualquier otra cosa», declaró Salgado en una entrevista al periódico «Jornal de Negócios» tras conocer el resultado de la investigación de la Fiscalía.

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído