Artur Mas resta importancia al fraude: "Ya sabemos que hay cosas que se hicieron mal"

La oficial TV3 trata de minimizar el «vergonzante, asqueroso e insultante» escándalo de Jordi Pujol

«Libres e Iguales» pide que se retire el trato de «Muy Honorable» al ex presdiente catalán

Solo cuatro de los hijos de Pujol regularizaron el 14 de julio de 2014 la fortuna que tenían depositada en un banco de Andorra

El nacionalismo catalán ya ha puesto en marcha toda su maquinaria para tratar de minimizar el varapalo que supone para sus intereses la confesión del ex presidente de la Generalidad y presidente fundador de CiU y CDC, Jordi Pujol, reconociendo que él y su familia ocultaron dinero a Hacienda en el extranjero durante más de tres décadas.

TV3, lejos de destacar como noticia el fraude fiscal en el que Pujol ha incurrido de forma continuada durante años, ha centrado sus titulares y sus crónicas en subrayar que el dirigente nacionalista ha «regularizado» su situación con el fisco y ha pedido «perdón«, buscando positivizar una actitud difícilmente justificable.

Pellicer: Pujol pide perdón «por no haber regularizado a tiempo una herencia»

«Buenas noches. Jordi Pujol pide perdón por haber tenido dinero sin regularizar en el extranjero. Reconoce que los fondos procedían de una herencia de su padre y se ofrece, en un comunicado, a dar explicaciones a Hacienda o a la justicia».

Así explicó el escándalo el periodista Ramon Pellicer en la entradilla del Telenotícies vespre de la televisión autonómica de este viernes. En la pantalla, un rótulo indicaba: «Las disculpas de Pujol».

Posteriormente, Pellicer ha introducido el tema de forma similar:

«Jordi Pujol ha pedido hoy perdón a través de un comunicado por no haber regularizado a tiempo una herencia de su padre. Pujol asume las consecuencias que se puedan derivar y se pone a disposición de las autoridades tributarias o judiciales si procede. El que fue presidente de la Generalidad durante 23 en Cataluña pide que esta declaración sea reparadora para quien pueda haber decepcionado en su confianza».

TV3: «Mea culpa de Jordi Pujol»

La crónica -que se ha emitido sin firmar- ha continuado en una línea similar, presentando al ‘padre‘ del nacionalismo catalán contemporáneo como una persona que se pone al día con sus obligaciones fiscales y se arrepiente públicamente:

«Mea culpa de Jordi Pujol, que esta mañana hacía una visita fugaz a la sede de CDC. El ex presidente de la Generalidad ha confesado que, durante años, no declaró una herencia en el extranjero de su padre, Florenci Pujol, que murió en el año 80. En una carta pública, Jordi Pujol explica que, aunque pensó en rechazar la herencia destinada a sus hijos, entonces menores de edad, finalmente cedió la gestión a un amigo, y al cabo de unos años a uno de sus hijos. El ex presidente de la Generalidad admite que fue un error y que, lamentablemente, no encontró nunca el momento para ponerlo al día, hasta que estas últimas semanas, asegura, la familia sí que se ha ido acogiendo a la regularización que permite el nuevo marco legal. En la carta, Jordi Pujol se hace responsable de estos hechos y de sus consecuencias, y y se compromete a comparecer ante las autoridades tributarias y judiciales para explicarlo y acabar con las insinuaciones y comentarios, dice, aparecidos en diversos medios de comunicación. El ex presidente lamenta que alguien se haya podido sentir defraudado y pide perdón».

Solo un minuto y medio

En total, el Telenotícies vespre ha dedicado un minuto y 29 segundos (de los 48:33 que ha durado) al ‘escándalo Pujol’, menos de la mitad de los tres minutos y tres segundos que el mismo informativo ha dedicado, por ejemplo, a informar de la llegada del musical de ‘Los miserables’ a Barcelona.

Se da la circunstancia de que Pellicer ha entrevistado al nuevo ‘número dos’ de CDC, Josep Rull, en directo y en el estudio de TV3. En los cuatro minutos y cinco segundos que ha durado la entrevista, Pellicer ha hecho a Rull seis preguntas.

Solo una de ellas ha versado sobre Pujol.

«¿Por qué cree que [Pujol] ha elegido justamente este momento?», ha sido la única preocupación del presentador de TV3 sobre este tema.

Sorprendentemente, ni en la crónica ni en la entrevista ha habido ninguna referencia a los múltiples casos de presunta corrupción que acosan a la familia Pujol, a UDC y a CDC, partido este último que tiene la sede embargada por su responsabilidad en el desfalco del Palau de la Música y en el supuesto cobro de comisiones ilegales.

ARTUR MAS ECHA AGUA AL VINO

La confesión este viernes 25 julio 2014 del ex presidente de la Generalidad y presidente fundador de CiU y CDC, Jordi Pujol, reconociendo que él y su familia ocultaron una fortuna a Hacienda en el extranjero durante más de tres décadas, ha causado un terremoto político de consecuencias desconocidas que amenaza con llevarse por delante a su propio partido y a todo el proyecto secesionista que promueve.

El presidente autonómico, Artur Mas, es consciente de ello y trata de evitarlo a toda costa. Pocas horas después de estallar el escándalo, el dirigente nacionalista se apresuró a asegurar que el fraude fiscal de Pujol «es un tema estrictamente privado, estrictamente personal y estrictamente familiar» que «no tiene nada que ver con CDC y no tiene nada que ver, por supuesto, con el Gobierno de la Generalidad».

Sin embargo, parece difícil que pueda librarse fácilmente de la sombra de una duda que alcanza a su partido y al Gobierno autonómico.

Este sábado ha vuelto a referirse a la cuestión. Y lo ha hecho durante la inaguración de la cárcel de Figueras (ubicada en el municipio de Puig de les Basses):

«Si miramos atrás, ya sabemos que en las miradas atrás hay activos y pasivos. Ya sabemos que hay cosas que se hicieron bien -y algunas muy bien- y otras que no se hicieron bien o, incluso, que se hicieron muy mal. También en nuestra casa. También en nuestro país [por Cataluña]. Esto ya lo sabemos. Y, por tanto, nuestro compromiso, el de todos nosotros, ha de ser que, si mirando atrás vemos activos y pasivos -cosas que se han hecho bien y cosas que no-, cuando miramos adelante sabemos que también habrá activos y pasivos pero, sobre todo, hemos de procurar hacer un país [por Cataluña] que tenga muchos más activos que pasivos».

INSULTANTE Y VERGONZANTE

El secretario general y portavoz de C’s, Matías Alonso, ha pedido a Mas que se desmarque de esas afirmaciones y ha lamentado que, con hechos como éste, «Cataluña está más cerca de ser la Sicilia del norte que la Dinamarca del sur».

Alonso ha exigido a Pujol, al que ha calificado de evasor, que «abandone cualquier relación con la política y renuncie a todas las prebendas de las que goza».

Mucho más tibio se ha mostrado sin embargo el portavoz de ERC en el Congreso y posible candidato a alcalde del partido en Barcelona, Alfred Bosch, quien ha confiado en que Jordi Pujol «sabrá hacer los pasos y gestos que le tocan».

Ha asegurado, además, que la confesión no entorpecerá el diálogo de ERC con CiU y con Artur Mas, y ha garantizado que su partido hará «todo lo posible para que no se reproduzcan» casos de corrupción.

«DECEPCIÓN» EN EL PSC, QUE RECLAMA EXPLICACIONES

El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, se ha mostrado decepcionado tras el «engaño y la ilusión fiscal» de Pujol, al tiempo que no ha descartado que este hecho pueda influir en el proceso soberanista catalán.

Lo ha dicho en declaraciones a los periodistas a su llegada al congreso extraordinario del PSOE que se celebra en Madrid.

Iceta ha afirmado que «estas cosas» siempre influyen sobre la política en general y no hacen más que deteriorar aún más la imagen de los políticos.

«Como muchos catalanes hoy sentimos una sensación de decepción profunda», ha afirmado, para después recordar que Pujol ejerció durante mucho tiempo responsabilidades muy importantes.

Carmen Chacón, exministra de Defensa, ha exigido «urgentes explicaciones» sobre el dinero que tuvo en el extranjero sin regularizar.

La dirigente socialista ha advertido de que una «nota escueta» no es suficiente «para la gravedad» de lo ocurrido durante más de 30 años.

ACTO «VERGONZOSO» Y «ASQUEROSO»

El coordinador nacional de ICV, Joan Herrera, ha exigido a Pujol que dé explicaciones ante el Parlament por lo que ha calificado como un «acto vergonzoso«.

«Una carta no es suficiente: la gravedad sin precedentes exige una comparecencia inmediata», ha reiterado en declaraciones a los periodistas durante la Fiesta del Renacimiento de Tortosa (Tarragona).

Ha criticado que la confesión del expresidente representa «un insulto a la inteligencia por no haber encontrado el momento en 34 años, un insulto a la institución, y un insulto a los trabajadores que declaran a Hacienda».

El presidente del PP de Gipuzkoa, Borja Sémper, ha opinado en Cadena SER «que alguien que se dedica a la política aproveche su posición para enriquecerse es asqueroso».

Le da «igual«, ha dicho, que el caso afecte a «Jordi Pujol, Bárcenas o los ERE» de Andalucía.

«Me producen más asco los casos de corrupción que se producen en mi partido, pero o nos enteramos de que la reacción debe ser contundente o los ciudadanos nos pasarán factura a todos».

 

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído