Una apelación en la que sus abogados alegaron que su banco hacía la vista gorda con sus actividades ha propiciado su liberación

Sale de la cárcel Jérôme Kerviel, el ‘broker’ que hizo perder 4.900 millones a Société Générale

Fue sentenciado a 5 años, 3 de cumplimiento efectivo por abuso de confianza, falsificación e introducción fraudulenta de datos

Sólo ha cumplido algo más de 150 días entre rejas

El «broker» francés Jérôme Kerviel, sentenciado a tres años de cárcel por hacer perder 4.900 millones de euros en 2008 a Société Générale (SG), ha abandonado este lunes 8 de septiembre de 2014 la prisión en libertad vigilada.

«Estoy súper feliz de salir», señaló Kerviel a los numerosos medios de comunicación que le esperaban a las puertas de la prisión de Fleury Mérogis, en las afueras de París.

En una breve declaración emitida en directo por algunas televisiones informativas, avanzó que ahora que ya no está entre rejas piensa «continuar el combate» en la justicia para demostrar -según su versión- la responsabilidad de SG en todo el escándalo que condujo a su condena.

SENTENCIADO A 5 AÑOS

Kerviel fue sentenciado a cinco años de cárcel, tres de cumplimiento efectivo por abuso de confianza, falsificación e introducción fraudulenta de datos en el sistema informático de la sala de mercados del banco, pero sólo ha cumplido algo más de 150 días.

El Tribunal Supremo anuló, sin embargo, la multa de 4.900 millones de euros, que se le había impuesto en primera instancia.

El Tribunal de Apelación de París autorizó el pasado día 4 su excarcelación pero con un régimen de control, lo que hace en particular llevar un brazalete electrónico para supervisar que cumple su régimen de libertad condicional.

Eso le permitirá trabajar en una empresa de consejo en sistemas informáticos que le ha contratado y en la que ya estuvo empleado antes de ser juzgado, entre 2008 y 2010.

Su abogado David Koubbi, que estaba con él en Fleury Mérogis, aseguró que «ya no hay caso Kerviel, sino un caso Société Générale» e indicó que ha presentado denuncias por falsificación de declaraciones de su cliente, pero también por estafa, al considerar que el banco alteró documentos para evitar su propia responsabilidad.

Koubbi ha explicado que Kerviel «dedicará algo de su tiempo a hacer trabajo comunitario».

Según fuentes judiciales, si Kerviel respeta la libertad vigilada, podrá optar a la prisión condicional en junio, cumpliendo un único año en la cárcel.

Kerviel, que ha llevado a cabo una batalla legal tras otra contra su exjefe desde la debacle, estaba sentenciado inicialmente a cinco años de cárcel, dos de ellos suspendido, y a una multa de 4.900 millones de euros.

Una apelación en la que sus abogados alegaron que el banco hacía la vista gorda con sus actividades ha propiciado su liberación.

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído